Comarcas

SEMANA SANTA

Balance positivo de las estaciones de esquí al cierre de esta temporada

Aramón culmina “la mejor” campaña de su historia y Astún-Candanchú resalta la “buena” respuesta de los esquiadores y el estado “óptimo” de la nieve

Numerosos esquiadores acceden a pistas en Formigal en la Semana Blanca de este año.
Numerosos esquiadores acceden a pistas en Formigal en la Semana Blanca de este año.
Pablo Segura

Las estaciones de esquí han echado este domingo el cierre a una temporada que ha supuesto el regreso de la normalidad a los centros invernales tras la pandemia. De hecho, desde la zona 100k Astún-Candanchú han explicado que ha sido una campaña “importante” porque “salimos de la incertidumbre creada durante dos años de pandemia y comenzamos a volver a funcionar con normalidad”. Por su parte, el grupo Aramón la ha definido como “la mejor” de toda su historia y ha resaltado la “buenísima afluencia a la que han contribuido todas las estaciones y unos datos económicos que, aunque todavía sin cerrar, auguran buenos resultados”.

En Aramón la afluencia ha sido un 20 % superior a la media de otros años, según los cálculos ofrecidos desde la compañía. Su director general, Antonio Gericó, ha comentado que “todas las estaciones han contribuido” a que sea “la mejor temporada de la historia” y ha asegurado que “el elevado número de visitas en todos los destinos, junto con las ventas ‘online’, ha sido el motivo clave para tener esta grandísima temporada”.

“La apuesta por Viajes Aramón viene de largo. Desde luego, este año se ha materializado batiendo el récord de viajeros que hemos conseguido que vengan a nuestros destinos y, sin duda, pone de manifiesto el papel que tiene como dinamizador de los valles en los que estamos operando”, ha señalado Gericó.

Por último, ha asegurado que “los más de 20 millones de inversión que hemos realizado durante los dos últimos veranos, que se han materializado junto con un calendario de eventos y competiciones de todo tipo, han hecho que la temporada haya sido magnífica”.

Por su parte, desde el 100K Astún-Candanchú tampoco han ofrecido cifras de afluencia y han asegurado que “la respuesta de todos los esquiadores ha sido buena y hemos podido disfrutar de 137 días de esquí en condiciones óptimas, en lo que se refiere a cantidad y calidad de nieve e instalaciones”. Han continuado desde ambas estaciones agregando que “la meteorología ha acompañado la conservación del manto de nieve, llegándose a espesores máximos de 4 metros en las cotas altas”.

Además, “el refuerzo en eventos y la oferta après-ski han dado muy buenos resultados, que aseguran un desarrollo de cara a próximas temporadas”.

“La satisfacción de la unión Astún-Candanchú es recíproca, tanto por parte de las estaciones como de los clientes”, declararon los centros invernales del valle del Aragón, afirmando que “se consolida así un proyecto con mucho recorrido por delante”.

Por su parte, el director de Llanos del Hospital, Mario García, se ha mostrado entusiasmado con esta temporada invernal en el espacio nórdico del Valle de Benasque. “Ha sido muy buena. Desde el primer día que abrimos hemos estado abiertos y, si hemos cerrado, ha sido por exceso de nieve y riesgo de aludes”, ha resumido en alusión a esos cierres puntuales y preventivos, añadiendo que se ha recuperado el número de esquiadores.

Desde la Asociación Turística y Empresarial Valle de Benasque (ATEVB), su presidente, José María Ciria, ha valorado que “ha sido mejor incluso que la temporada del 2019 que fue muy buena”.

Asimismo, José María Ciria ha destacado que “ha sido bastante buena porque la gente tenía ganas de nieve y la nieve que había se ha trabajado muy bien”. Además, el buen tiempo ha influido mucho en la alta afluencia a las estaciones del Valle de Benasque.

Etiquetas