Comarcas

TRADICIONES

Dos navatas surcarán el Gállego entre Murillo y Santa Eulalia este domingo

Tras dos años sin celebrarse, los navateros retoman el descenso con muchas ganas y un río con "poca agua"

Pedro de Buen, Pedro Borau y Lola Giménez han presentado el XVIII Descenso de Navatas.
Gabriel de Buen, Pedro Borau y Lola Giménez han presentado el XVIII Descenso de Navatas.
S.E.

El Descenso de Navatas por el río Gállego regresa este próximo domingo 24 de abril , tras dos años sin celebrarse por la pandemia. Serán dos navatas, una de dos trampos y dos remos y otra de tres trampos y cuatro remos, las que surcarán el agua del río entre Murillo y Santa Eulalia de Gállego, en la que será la XVIII edición de una celebración que rinde homenaje y rememora al antiguo oficio de navatero, que en la zona de la Galliguera desapareció a principios del siglo XX por varios factores como la construcción del embalse de La Peña y la llegada del ferrocarril y las carreteras, que sustituyeron al agua como medio de transporte de los troncos de madera.

Así lo ha recordado el presidente de la Asociación de Nabateros de la Galliguera, Pedro Borau, en la presentación del Descenso junto al navatero Gabriel de Buen y Lola Giménez, portavoz de la coordinadora Biscarrués-Mallos de Riglos.

Tras varias semanas de preparativos y construcción de las dos navatas, el sábado día 23 se aguarán para estar listas para el día siguiente. La salida será de la playa de Murillo de Gállego a las 11 horas, aunque antes se ultimarán los preparativos, habrá un almuerzo navatero y quien lo desee podrá observar las navatas de cerca, aunque solo al final del descenso, ya en Santa Eulalia, se podrá subir a alguna de ella si alguien quiere hacerse alguna foto.

Las dos embarcaciones recorrerán los 7 kilómetros entre la salida y la llegada aproximadamente en dos horas, aunque el tiempo dependerá de las condiciones del río. 

Pedro Borau ha explicado que este año “baja poco agua”, unos 20 metros cúbicos, cuando lo deseable son entre 30 y 40 “para poder bajar con seguridad”. No obstante, ha añadido que, como en otras ocasiones, se prevé que se suelte agua desde el embalse de La Peña para poder descender en mejores condiciones. En este sentido, el presidente de los navateros ha recordado que en una ocasión el caudal del río alcanzó los 100 metros cúbicos, un volumen que dificultó sobremanera el manejo de las embarcaciones. “Es complicado -añadió- y hay que saber leer el río”.

Gabriel de Buen, por su parte, comentó que él siente más que miedo “respeto” por el río cuando se monta en la navata, ya que es “difícil” manejarla porque “3.000 kilos (que es lo que puede pesar una navata) no vuelven así como así”.

Aunque este año no habrá ni comida popular al finalizar el Descenso ni actividades previas el sábado, sí que se han organizado las XVII Jornadas por el río Gállego en primavera, que incluyen cuatro salidas. El sábado 7 de mayo, se ha programado a partir de las 10 horas, una visita guiada al sendero botánico con José León. El sábado 28 de mayo habrá una Jornada de plantas medicinales bajo el título “El sendero medicinal, el rusco y el arto” con el herbodietista Manuel Roncero, de Biscarrués a Erés y vuelta. La siguiente actividad será un anillamiento de aves el sábado 4 junio, y la última, el sábado 18 de junio, se ha programado una visita guiada por el Camino de los sentidos entre Erés, Puente de Hierro y Erés, centrada en la hidrología y geología del sendero, que guiará el profesor José Antonio Cuchí. 

Etiquetas