Comarcas

GANADERÍA 

El ataque de un oso deja dos cabras y una oveja muertas en Gistaín

La DGA confirma la aparición de huellas en una zona frecuentada por Goiat, aunque no puede atribuirle la autoría por no verse con claridad 

Imagen del oso Goiat, cuya retirada del valle del Chistau pidieron los ayuntamientos.
Imagen del oso Goiat, cuya retirada del valle del Chistau pidieron los ayuntamientos.
GENERALITAT DE CATALUÑA

Dos cabras y una oveja murieron por ataque de oso durante la madrugada de este viernes en la partida de Lisier, dentro del término de Gistaín.

Se trata del primer ataque registrado en la provincia de Huesca en esta primavera y el cuarto ataque que sufre el ganadero de Gistaín Joaquín Vispe y que este viernes han confirmado fuentes del Gobierno de Aragón tras el informe recibido por la patrulla oso, a tenor de las huellas encontradas.

Desde el Ejecutivo autonómico detallan que “es una zona frecuentada por el oso Goiat, si bien las huellas no son lo suficientemente claras para atribuirle la autoría” de estos ataques.

En cualquier caso, Gistaín está dentro de las ayudas del Gobierno de Aragón por ser una zona donde la presencia de oso se ha constatado de forma continuada.

El Gobierno de Aragón recuerda que es necesario proteger al ganado, dado que el oso ha salido ya de la hibernación en esta época del año. Además se han colocado nuevas cámaras de fototrampeo para vigilar la zona.

Por el momento el ganadero ha recuperado 88 de las 150 ovejas desaparecidas y ninguna de las 8 cabras restantes, al margen de las dos muertas por ataque.

Se da la circunstancia de que el mismo ganadero ya perdió 12 ovejas y un choto por otros tres ataques de oso en abril del 2020, en el mismo periodo en el que el oso suele salir de la hibernación.

Etiquetas