Comarcas

DÍA DE ARAGÓN

Ana Marqueta: “Como el Estatuto, tenemos muy en cuenta los valores del territorio”

Subdirectora de Caja Rural de Aragón en Sariñena, nació en Barbastro en 1982

Ana Marqueta
Ana Marqueta
C.R.A.

Ana Marqueta (Barbastro, 1982) nació al mismo tiempo que el Estatuto de Autonomía de Aragón que, a su juicio, “surgió en un escenario de profunda transformación del país, que dejó atrás el estado centralizado y unitario para dar paso a otro políticamente descentralizado y más democrático, lo que ha permitido a Aragón avanzar no solo en su autonomía política sino en el desarrollo de servicios esenciales propios de un estado de bienestar”. “En Caja Rural de Aragón, como el Estatuto, tenemos muy en cuenta los valores del territorio, la vertebración y que se den oportunidades intergeneracionales”, resalta. En esa comparativa, “ese lema del Estatuto de Autonomía de que todos tenemos los mismos derechos de forma igualitaria se aplica en nuestra filosofía de la Caja. Todos nuestros clientes son clientes estén donde estén y toda nuestra labor está orientada al territorio rural”, remarca. “Queremos estar presentes en el desarrollo del sector primario, nuestro cliente objetivo, el que soporta las tensiones económicas más fuertes, el que sostiene la economía”, indica Marqueta.

“La configuración de las autonomías ha sido permanente, para asistir a que la sociedad civil pueda cumplir con sus exigencias ante una economía que está globalizada y dominada por un cambio tecnológico cada vez más vertiginoso”, indica. Sin embargo, “desde Caja Rural de Aragón seguimos apostando por el territorio, aplicando y defendiendo los valores de hace 40 años de sencillez, trato cercano, servicio y disposición al cliente y hacer de las nuevas tecnologías un avance que no deje atrás a nadie”, indica. En este sentido, “seguimos presentes en el medio rural. Tenemos un alto porcentaje de oficinas en pueblos pequeños”, comenta.

“El Estatuto de Autonomía ha generado esa nueva gestión de la administración, un sistema multinivel, que permite que una relación interadministrativa entre las entidades locales con el Estado y de este con la construcción de Europa; que se eleven los distintos niveles de gobernanza y que el ciudadano de a pie tenga acceso a la administración autonómica como un gobierno que tiene legitimidad para defender los servicios y crear servicios de calidad. Lo que más ensalza el Estatuto tiene mucha relación con la filosofía de Caja Rural de Aragón, la calidad del servicio, la eficiencia...

Etiquetas