Comarcas

DÍA DE ARAGÓN

Marcel Iglesias: “Aragón fue valiente a la hora de establecer la descentralización a través de las comarcas”

Alcalde de Bonansa y presidente de la Comarca de la Ribagorza

Marcel Iglesias, en la sede de la Comarca de la Ribagorza
Marcel Iglesias, en la sede de la Comarca de la Ribagorza
S.E.

Un buen número de las 33 comarcas aragonesas cumplen este 2022 sus veinte años de existencia como instituciones creadas al amparo del Estatuto de Autonomía de Aragón, después de que la Constitución Española de 1978 instaurase el Estado de las Autonomías y diera a Aragón la oportunidad para que organizara su territorio conforme a sus necesidades. La Comunidad abogó por crear las comarcas como un nuevo nivel administrativo que facilitase la prestación de los servicios en un territorio con zonas de baja densidad demográfica y con núcleos de población muy dispersos.

Pasadas dos décadas de la constitución de las comarcas, el presidente de una ellas, Marcel Iglesias, no duda en señalar que Aragón fue “valiente” al apostar por este modelo de ordenación territorial y una de las autonomía pioneras en la comarcalización.

Su comarca, la de Ribagorza, acaba de festejar sus 20 años de existencia, ya no solo como institución prestadora de servicios sino también, en este caso, como institución identitaria de un territorio con una historia común, que más o menos se corresponde con lo que fue el Condado de Ribagorza.

La vida de Marcel Iglesias ha ido prácticamente en paralelo al desarrollo del Estatuto de Autonomía de Aragón, ya que el también alcalde de Bonansa nació en 1981 y la norma aragonesa se aprobó en 1982. “Los que hemos nacido ya en la Democracia y ya con el Estatuto de Autonomía somos generaciones que hemos tenido los mejores niveles de calidad de vida de todas las generaciones pasadas en Aragón, y por tanto, valoro la modernización que supuso la llegada de la Democracia y el nuevo sistema institucional en el que se incluyen las comunidades autónomas y en el que Aragón volvió a recuperar su dignidad como territorio histórico”. “Vivimos en un país infinitamente mejor de lo que era hace 45 años”.

Iglesias considera que las comarcas han demostrado que han solucionado las dificultades a las que se enfrentaban los pequeños núcleos de población (como el suyo con 91 vecinos censados) para la prestación de servicios. “Núcleos con un planta municipal muy pequeñita no tienen capacidad suficiente para prestar a sus ciudadanos los servicios públicos de una manera autónoma, y a través de la comarca se ha podido llegar a esa prestación, manteniendo a la vez la identidad y la representatividad de las comunidades locales”, señala.

Por ello, no duda en afirmar que “la comarcalización ha sido muy buena” y “fundamental para una comunidad autónoma como Aragón con una planta municipal tan atomizada”. “Ha sido un gran acierto la comarcalización para solventar la problemática de tantos pequeños municipios”, incide.

Además, subraya que la comarcalización también ha servido para “descentralizar la comunidad autónoma, una cuestión muy importante para nuestro medio rural”, porque el traspaso de competencias a los entes comarcales supone “establecer más puesto de trabajo de calidad, de la Administración, en las zonas rurales”.

Precisamente, por los beneficios y bondades que ve en la comarcalización, el presidente ribagorzano apuesta por “seguir dando pasos”. “Aragón - considera- fue valiente en su momento a la hora de establecer esa descentralización a través de las comarcas y creo que debería seguir siendo valiente porque es posible que haya un cierto estancamiento”. Y cree que debe liderar este proceso de avance de reequilibrio del territorio, porque recuerda que Aragón fue una de las comunidades pioneras en la creación de las comarcas. 

Etiquetas