Comarcas

COLABORAN: CAJA RURAL DE ARAGÓN Y DIPUTACIÓN PROVINCIAL DE HUESCA

Berdún se engalana este fin de semana honrando el legado de su colonia inglesa

#CONTRALADESPOBLACIÓN

Un grupo de mujeres de Berdún ultimaban el viernes algunos de los materiales para las jornadas.
Un grupo de mujeres de Berdún ultimaban el viernes algunos de los materiales para las jornadas.
R.G.

Corría el año 1971 cuando dos pintores ingleses, John Boucher y Peter Lely, se enamoraron de Berdún y decidieron que era el lugar ideal para desarrollar su proyecto de vida, junto a sus parejas, Vivienne y Susanna. Los británicos fueron recibidos con recelos -llegándose a pensar que eran espías-, pero se ganaron el cariño de los vecinos, ampliaron sus familias y se integraron a la perfección.

John y Peter crearon una escuela internacional de pintura, la ‘Painting School in Berdún’, que consiguió atraer a alumnos de Inglaterra, Estados Unidos o Sudáfrica, que invadieron el pueblo con sus caballetes y sus pinturas en estancias de 15 días entre mayo y octubre.

John Boucher, junto a una alumna, en los inicios de la escuela de pintura de Berdún.
John Boucher, junto a una alumna, en los inicios de la escuela de pintura de Berdún.
S.E.

En el marco del 50º aniversario de la escuela, el Ayuntamiento de Berdún y La Chaminera organizan este fin de semana las jornadas Arte Sonado, que se proponen dar cabida al talento de los vecinos, siguiendo el espíritu de John y Peter, en una forma de homenajear a la colonia inglesa.

“La llegada de las dos parejas con sus hijos supuso un gran impacto para Berdún. Su forma de vivir y ver las cosas era diferente. También, el impacto para los recién llegados fue importante, ya que se trataba de una cultura totalmente distinta, de la que aprendieron mucho y con la que se sintieron muy a gusto desde el principio”, declaró Charis (hija de John y Vivienne), residente en Sabiñánigo.

Ambas parejas “llevaban tiempo buscando un lugar donde abrir una escuela de pintura” y “el emplazamiento singular de Berdún, sumado a que, entonces apenas había turismo, fueron elementos determinantes”. Aparte, “Berdún tiene una luminosidad especial, lo que fue un atractivo para John y Peter como pintores, y el pueblo conservaba sus tradiciones y su belleza popular”.

Hoy en día, “Berdún tiene muchos atractivos, no solo por su tranquilidad y su belleza, sino también porque dispone de los servicios necesarios para el día a día”, según Charis, que destaca que “su ubicación es muy estratégica, al estar cerca tanto de Pamplona como de Jaca”. “En grandes ciudades se vive con estrés, lo cual no ocurre en Berdún, ni en ningún pueblo”.

Una visión similar atrajo a María José Menal, organizadora de las jornadas y 50 % de La Chaminera, junto a Ángel Vergara. Ambos artistas sintieron “la necesidad de tener un espacio propio”. Y como si el arte llamase al arte, se fijaron en “una casa enorme, especial y con mucha personalidad”, adquiriendo la que fuera sede de la escuela de pintura.

La casa donde se ubicaba la escuela, en restauración.
La casa donde se ubicaba la escuela, en restauración.
R.G.

Aquello les dio pie a indagar en la historia de los ingleses y “su enamoramiento mutuo con Berdún”. “Se adaptaron muy bien a un pueblo del Pirineo”, dijo Menal, recordando que Vivienne “venía de Londres y se iba a lavar al río”. Además, “fue la última mujer que tuvo un niño en Berdún”.

“John empezó a pintar el retablo de la ermita de Santa Lucía, que había sido robado y quemado”, aunque “lo terminó su hija, Josefina”, que falleció hace unos días, tiñendo de luto estas jornadas, en las que el pueblo muestra “una implicación total”. En especial, sobresale el trabajo de un grupo de mujeres, que prepararon con mimo 12 patios que se mostrarán este sábado.

Uno de los patios que se van a mostrar en las jornadas que se celebran este fin de semana.
Uno de los patios que se van a mostrar en las jornadas que se celebran este fin de semana.
R.G.

El acto central de las jornadas será este sábado a las 12 horas: un hermanamiento musical entre Inglaterra y el Alto Aragón. La idea es interpretar a The Beatles o Simon y Garkunfel con instrumentos como el chiflo, la gaita o el salterio. Se leerán “entrañables textos” escritos por alumnos de la escuela y vecinos de Berdún. Y se proyectarán imágenes. Además, se instalarán cartones para que la gente pueda pintar, “como cuando estaban los ingleses”.

A las 18 horas habrá un concierto de voz y clave con Melanie Hallam y Santiago Banda, seguido de un reconocimiento al organero local, José Antonio Pérez Añaños. A las 19:30 horas se presentará ‘El secreto de Berdún’, un libro escrito por Vanessa Gargallo e ilustrado por Arantxa Sanjuán. Y a las 22 horas, tendrá lugar un concierto de Onda Tres, además de una fiesta de los 70. Las jornadas concluyen el domingo con un mercado de artesanía, la actuación de los Titiriteros de Binéfar a las 12 horas y un concierto de La Chaminera a las 18 horas.

La historia de los ingleses dio un giro en 1986, cuando John se vio obligado a dejar la enseñanza y puso fin a la escuela, falleciendo años después. Además, Peter se separó y volvió a Inglaterra. Sin embargo, los británicos continuaron su idilio con Berdún, que reconvirtió la escuela en un lugar para los amantes de la ornitología, la historia, el románico o la arquitectura. Hoy, la casa está en proceso de restauración con la idea de crear un centro para desarrollar las artes.

Etiquetas