Comarcas

sucesos

Auxilian a una senderista herida que cae 25 metros por una cascada en Canfranc

La joven, de 25 años y vecina de Zaragoza, quedó inconsciente y sumergida, y fue arrastrada por la corriente hasta quedar parada en una piedra

Atenciones médicas de la senderista accidentada en el Canal de Izas, en Canfranc.
Atenciones médicas de la senderista accidentada en el Canal de Izas, en Canfranc.
Guardia Civil

La Guardia Civil de Huesca ha rescatado a una joven de 25 años, y vecina de Zaragoza, con un fuerte golpe en la cabeza, con herida y dolores en la zona lateral del pecho dolores tras precipitarse los 25 metros de la cascada de las negras, dentro del Canal de Izas, situado dentro del término municipal de Canfranc, el sábado pasado.

Al lugar del siniestro acudieron especialistas del Grupo de Rescates e Intervención en Montaña (Greim) de la Guardia Civil de Jaca junto al helicóptero de la Unidad Aérea de Huesca y el médico del 061.

La accidentada presentaba un fuerte golpe en la cabeza, con herida y dolores en la zona lateral del pecho dolores y se encontraba acompañada por dos mujeres que se encontraban en la zona inferior de la cascada.

Estas mujeres fueron las que observaron el accidente y pudieron socorrer a la joven hasta que llegaron los equipos de emergencia. Una vez en el lugar, la médico atendió a la accidentada y los socorristas del Greim prepararon la camilla donde fue introducida la rescatada.

Los testigos describieron como la senderista accidentada cayó desde la parte superior de la cascada unos 25 metros verticales y la encontraron inconsciente y sumergida. Además de la caída, la joven fue arrastrada por la corriente hasta quedar parada en una piedra

El equipo rescate logró introducir a la herida en el helicóptero mediante un estacionario junto al equipo de rescate. Acto seguido, fue trasladada al Hospital de Jaca para valoración y cuidados.

En el mismo sábado, el Greim de Huesca con el helicóptero con base en la capital oscense un sanitario del 061 auxiliaron a un barranquista francés, de 39 años, que se había dañado un hombro al deslizarse por un tobogán mientras realizaba el descenso del barranco de la Peonera, en el término municipal de Bierge. 

Una vez que el barranquista fue localizado, el helicóptero depositó a un socorrista y al sanitario mediante dos ciclos de grúa junto al accidentado. Una vez tomaron contacto con el herido, el sanitario le inmovilizó la zona afectada y fue evacuado del lugar hasta el Hospital San Jorge de Huesca para pruebas y cuidados.

En otra actuación, especialistas del GREIM de Benasque, Unidad Aérea de Huesca y sanitario del 061 rescataron a un vecino de Zaragoza, de 63 años, que se había caído 200 metros por una rimaya situada por el corredor de la zona de Maladetas, que da acceso al pico Maladeta, dentro del Parque Natural Posets Maladeta, en el término municipal de Benasque.

Al parecer, el accidentado se golpeó la zona costal a la altura del pecho, hombro derecho y en la espalda durante la caída por lo que no pudo continuar la marcha y solicitó auxilio.

Una vez localizado en la zona y atendido por el sanitario, fue evacuado hasta la helisuperficie de Benasque y desde allí en ambulancia hasta el Hospital de Barbastro.

Por último, el dispositivo de rescate formado por el Greim de Huesca junto a la Unidad Aérea de Huesca y el médico del 061 rescataron el mismo sábado a un menor de edad que presentaba politraumatismos y un fuerte golpe en la cabeza que le produjo una herida abierta en el pómulo y pérdida de conciencia, tras haber caído de una altura de unos cinco metros, tras saltar a una poza de agua en el salto de Bierge, en el mismo municipio. Una vez localizado en la zona, el helicóptero realizó un apoyo parcial con el que descendieron los especialistas y el médico. El sanitario procedió a inmovilizarlo colocándole un collarín y después fue introducido en la camilla. Acto seguido fue evacuado en helicóptero hasta el Hospital San Jorge de Huesca.

 

Etiquetas