Comarcas

ALTO ARAGÓN/TRADICIONES

El Pirineo retoma las Fallas, pero Laspaúles suspende el descenso

La localidad disfrutará del fuego solo en el casco urbano por el riesgo de incendio

Fallas en Sahún.
Fallas en Sahún.
S.E.

Un total de nueve localidades ribagorzanas disfrutan, desde este jueves, de sus tradicionales Fallas recuperando tras la pandemia esta celebración ancestral en torno al Solsticio de Verano y el fuego. La extrema sequía, sin embargo, ha obligado a tomar precauciones extraordinarias en cuanto a prevención de incendios y, en el caso de Laspaúles, por ejemplo, a suspender el descenso y disfrutar del fuego solo en el casco urbano. Declaradas Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco en 2015, las Fallas de Sahún, Laspaúles, Montanuy, Suils y Villarrué se celebran este jueves 23 de junio, mientras que Bonansa lo hará el 25 de junio; Castanesa, el 1 de julio; Noales, el 2 de julio y Aneto, el 9 de julio.

Todos los municipios recuperan con ilusión esta cita que se ha mantenido durante siglos y se ha revitalizado al hilo de esa declaración internacional. En Sahún, las Fallas se integran en sus fiestas patronales en honor a San Juan. El último casado de la localidad prenderá la Falla en la noche de este jueves y la fiesta del fuego, con el vistoso volteo de las Fallas, algo típico de Sahún, se celebrará a partir de las 22 horas. El alcalde, José Luis Rufat, comentó que desde hace bastantes años, se suspendió el descenso para evitar riesgos. “Teníamos el foro a 1.300 metros, pero desde que se cerró el bosque, decidimos hacer el descenso por el casco urbano que está en pendiente. Aún así, tendremos a los bomberos y varias mangueras preparadas”.

En Laspaúles, sin embargo, el descenso se realiza por un bosque solo accesible a pie, por lo que se ha considerado prudente suspender la bajada hasta la población. “No haremos la bajada por el monte ni habrá cena arriba y las fallas se prenderán solo en la plaza, donde se mantiene el espectáculo previsto”, comentó el alcalde, Ignacio Espot, sobre una decisión de última hora. “La lluvia dejó entre 15 y 20 litros, pero es poco. Da un poco de respeto porque desde donde salimos no se puede acceder ni con vehículo”.

En el municipio de Montanuy, cuatro localidades mantienen la Bajada las Fallas: la propia Montanuy, Aneto, Noales y Castanesa. El ritual es muy similar en todas ellas, si bien varía la fecha de celebración. En el mismo Montanuy se mantienen las Fallas esta noche, mientras que en Aneto, Noales y Castanesa, se retrasan hasta julio, en este último caso, para hacerlas coincidir con su fiesta mayor. En los tres casos, el ritual comienza cuando los fallaires ascienden con sus fallas hasta el faro, la montaña desde la que luego descienden dibujando una serpiente de fuego que termina en una nueva hoguera, en este caso, ya en la población. La alcaldesa, Esther Cereza, comentó que la cita se mantiene con todas las precauciones. “El faro en Montanuy es un sitio accesible y vamos a tener allí la cuba con 3.000 litros de agua. En el resto de lugares, siempre que se pueda llegar con cubas tampoco se tiene por qué suspender”, comentó.

En Bonansa, la fiesta se mantiene el fin de semana más cercano a la noche de San Juan, este año el 25 de junio. Recuperada y perdida varias veces, la fiesta parte de la cercana ermita de San Aventín. Después de compartir la cena al son de la música, se enciende una hoguera (el faro) que alimenta la falla de cada participante que desciende con ella prendida hasta la plaza. En las calles del pueblo, destaca la carrera hasta la plaza, donde una segunda hoguera recibe las fallas, iniciando una noche de fiesta con música tradicional que se alarga hasta que se puede saltar sobre las brasas.

Actualmente las Fiestas del Fuego del Solsticio de Verano, más popularmente conocidas como ‘Fallas de los Pirineos’, ‘haros’ o ‘blandons’, se mantienen vivas en más de medio centenar de municipios de Andorra, Francia, Aragón -a los ribagorzanos hay que sumar San Juan de Plan, en Sobrarbe- y Cataluña.

Etiquetas