Comarcas

Recreación histórica

Canfranc reivindica la reapertura en el 94º aniversario de la estación

Un gran número de visitantes ha seguido la séptima edición de la recreación histórica del emblemático edificio

Centenares de personas han presenciado este lunes la séptima recreación histórica de la inauguración de la Estación Internacional de Canfranc, que ha estrenado el título de Fiesta de Interés Turístico de Aragón, convirtiéndose en un nuevo acto reivindicativo de la reapertura de la línea ferroviaria, en torno a la que se puso en marcha el edificio en 1928.

Tras dos años en blanco por culpa de la pandemia, los habitantes de Canfranc Estación se han volcado con su día grande en una jornada que ha sido especialmente calurosa y que ha transcurrido bajo un ambiente festivo marcado por los avances en la urbanización del edificio y las previsiones de mejora de la vía en varios tramos de la provincia.

La recreación “no es un acto inocente, sino puramente reivindicativo, porque mira al pasado, pero sobre todo al futuro”, según ha dicho  el consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro, recordando que “hace justo 94 años -con la inauguración de la estación-, se produjo el mayor éxito colectivo de Aragón y desde entonces, Canfranc forma parte del ADN de los aragoneses”, pese a que “en 1970 se cerró el tráfico internacional, convirtiéndose en un símbolo de desidia, abandono e injusticia”.

En siete años hemos avanzado más que en las cuatro décadas anteriores. Tenemos en marcha la nueva estación y su playa de vías, estamos a punto de terminar la urbanización, están muy avanzadas las obras de la estación histórica y estamos dando pasos muy decididos, junto a Francia, España y Aquitania, para la reapertura de la línea, que es nuestro verdadero objetivo. Tenemos derecho al optimismo, pero no podemos bajar la tensión. Ahora más que nunca tenemos que ser exigentes y reivindicativos, así que este acto es muy oportuno”, ha razonado el consejero.

“La obsesión del Gobierno de Aragón es agilizar los plazos y no nos conformamos con cualquier fecha. Hay que seguir teniendo el 2025 como referencia, aunque sabemos que no será, pero no nos tenemos que ir mucho más allá”, ha concluido, convencido de que “somos la generación que reabrirá el Canfranc”.

Por su parte, el alcalde, Fernando Sánchez, aseguró que “ha habido un ambiente tremendo para ser lunes” y destacó que los vecinos “estaban con muchas ganas de participar, tras estos dos años; muy ilusionados y muy motivados para que todo saliera bien” durante un acto que “es muy importante para España, Francia y también para el pueblo, porque marcó el origen de Canfranc Estación”.

“La mayor novedad de esta edición es que (el acto principal) se ha hecho en la propia estación, que ha quedado preciosa”, como ha agregado el primer edil, destacando el excepcional fondo que ofrecían la fachada y las marquesinas restauradas, mostrando el aspecto que tenían en 1928. Además, “la urbanización se desarrolla a toda velocidad” y se espera que se pueda entregar en septiembre, mientras que el hotel al que se está dando forma en el histórico edificio abrirá sobre diciembre, con lo que en unos meses se podrá volver a acceder al vestíbulo.

Otra de las grandes novedades de la recreación histórica ha sido la reinterpretación del banquete que se sirvió en la inauguración de 1928. La actividad ha obtenido una buena acogida, ya que se agoraron las 150 plazas establecidas para esta cita, que ha corrido a cargo de Eduardo Salanova, chef natural de Canfranc, que trabaja en el Espacio N de la Venta del Sotón.

Por la tarde, el tradicional acto institucional organizado en el túnel ferroviario del Somport y el concierto del grupo Seven, de Zaragoza, pondrán punto y final a esta jornada, durante la que el público tiene la oportunidad de retratarse en un photocall de la estación.

Además, la Asociación Canfranc 1928 -coorganizadora de la recreación junto al Ayuntamiento- y el colectivo francés Memoire d’Aspe han impulsado una exposición de fotografías sobre el patrimonio ferroviario de la línea del Canfranc situado entre Jaca y Oloron, que se puede visitar en la Torreta de Fusilería.

Etiquetas