Comarcas

Joaquín Olona dice que la escasez de agua para el regadío no es “crítica”

El consejero apunta que la situación no es peor que la de otros años

Joaquín Olona
Joaquín Olona
S. E.

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, aseguró ayer que la actual situación de escasez de agua en los embalses para el regadío no es “crítica” ni “peor” que la de otros años, aunque existan limitaciones en su utilización.

En declaraciones a los medios, recordó que todos los sistemas de riego de la comunidad están sujetos a restricciones, pero que, “objetivamente”, ha habido periodos “mucho más problemáticos y difíciles”.

Además, tras renovar con la Fundación Acuario de Zaragoza por la Biodiversidad el convenio de colaboración para impulsar la divulgación y la conservación ex situ de la fauna acuática, Olona manifestó que se trata de saber aplicar dichas restricciones “con la mayor inteligencia posible”.

Asimismo, el consejero explicó que el jueves, 4 de agosto, mantuvo una reunión con los hortelanos de Zaragoza en la que solicitaban ayudas para garantizar las necesidades de sus explotaciones agrícolas.

Olona añadió que los hortelanos utilizan “bastante poca” agua, pero que la necesitan “con mayor frecuencia” y que, por ello, piden modificar las restricciones de agua “no en sentido cuantitativo”, sino en relación a la periodicidad en su uso.

También apuntó que las restricciones “no son una buena noticia”, pero resaltó la labor de las comunidades de regantes, de las que afirmó que “tienen una gran experiencia y conocimiento en gestionar algo tan difícil como es repartir lo que hay de manera equitativa, justa y sin conflictos”.

En relación con los precios en el mercado del cereal, indicó que “de momento” no hay un efecto que se pueda medir en Aragón, aunque “lógicamente” existe preocupación y aboga por que el mercado internacional se “normalice”.

Por otra parte, el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente volvió a pedir a la ciudadanía “absoluta prudencia” y responsabilidad a causa de las altas temperaturas que están afectando a la comunidad aragonesa y que podrían provocar nuevos episodios de incendios.

Olona trasladó el siguiente mensaje a la sociedad aragonesa: “Cualquiera de nosotros en el medio natural tenemos un potencial riesgo de generar un incendio, ya sea con nuestros vehículos o con nuestras propias acciones”. En esta misma línea, el consejero agregó que evitar nuevos incendios es una “corresponsabilidad” y “depende de todos y cada uno de nosotros”.

Aragón está atravesando estos días una situación de “elevadísimo riesgo”, dijo Olona, al tiempo que reiteró que se debe “extremar la prudencia” a la hora de realizar cualquier tipo de actividad en el entorno natural.

Etiquetas