Comarcas

patrimonio

Hallan un mosaico romano en Artieda que confirma la importancia de las termas

El hallazgo consolida el yacimiento de la monumental ciudad romana de El Forau de la Tuta, que se encuentra en proceso de ser declarado BIC

El magnífico mosaico que ha salido a la luz presenta un buen estado de conservación.
El magnífico mosaico que ha salido a la luz presenta un buen estado de conservación.
S. E.

L A RECIENTE aparición de un nuevo mosaico de más de 150 metros cuadrados viene a confirmar la importancia de las termas con las que contaba la monumental ciudad romana de El Forau de la Tuta, situada en lo que hoy es Artieda, donde cunde la entusiasmo ante un descubrimiento que puede multiplicar el interés por el municipio, que cuenta con unos 80 habitantes y pertenece a la provincia de Zaragoza, aunque forma parte de la Comarca de la Jacetania.

El yacimiento de El Forau de la Tuta se encuentra en proceso de declaración como Bien de Interés Cultural (BIC) por parte de Gobierno de Aragón, que también dio el visto bueno a un plan de actuación para cinco años, como recuerda el Ayuntamiento de Artieda, convencido de que este hallazgo pueda resultar muy beneficioso para el pueblo.

Asistentes a la jornada de puertas abiertas celebrada el último sábado de julio.
Asistentes a la jornada de puertas abiertas celebrada el último sábado de julio.
S. E.

Ilusionado por “el gran potencial de la oculta y todavía innominada ciudad romana que se asentó en ese espacio”, el Consistorio espera y desea que “salga a la luz y se convierta en un elemento de desarrollo de una comarca marginada y olvidada desde la construcción del embalse de Yesa”. De hecho, puede ser “un auténtico motor de desarrollo”, según dijo el alcalde, Luis Solana, precisando que “requiere un decidido compromiso por parte del Gobierno de Aragón, que es quien tiene las mayores competencias en conservación del Patrimonio”.

Sin ir más lejos, la campaña de excavaciones de este año, con un coste de unos 20.000 euros, “ha sido posible gracias al enorme esfuerzo del Ayuntamiento de Artieda y a la colaboración de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) y la Comarca de la Jacetania”. “La ingente e ilusionante tarea que queda pendiente en El Forau de la Tuta -según el primer edil- requiere altas miras para su impulso definitivo”.

El magnífico mosaico que ha salido a la luz presenta un buen estado de conservación.
Detalle del mosaico, con formas geométricas, de 150 metros cuadrados..
S. E.

Siguiendo las labores emprendidas en 202, El Forau de la Tuta está siendo objeto de una nueva campaña de excavaciones, que empezó el día 11 de julio y que se desarrolla bajo la dirección de los profesores Paula Uribe, José Ángel Asensio y Lara Íñiguez, de la Universidad de Zaragoza.

Confirmada, a partir de lo excavado en 2021, la existencia de una gran ciudad romana, datada entre los siglos I a.C y IV d.C., este año han centrado sus esfuerzos en continuar poniendo al descubierto nuevos espacios de una gran área termal de la que el curso pasado ya se descubrió un magnífico mosaico de lo que parece su vestíbulo de entrada.

Los nuevos hallazgos han resultado muy relevantes y han sacado a la luz otra nueva sala, contigua de la anterior, de grandes dimensiones (22 x 7 metros) provista de un magnífico mosaico teselado en blanco y negro, configurado con formas geométricas y en un muy buen estado de conservación. Junto con las grandes estructuras existentes en su entorno se va configurando un gran espacio hidráulico y termal que en pocos años ha de constituirse en un elemento esencial de la gran ciudad que existió en dicho emplazamiento y cuya documentación, investigación y puesta en valor se convierte en una tarea a la par tan atractiva como ineludible.

Visita guiada

El sábado 30 de julio se realizó una jornada de puertas abiertas a la zona de excavaciones que, tras una recepción a los visitantes por parte del alcalde, sirvió para conocer de primera mano los vestigios históricos que, en el entorno de la ermita de San Pedro o formando parte de su propia fábrica, sirvieron para alertar de que un yacimiento romano se hallaba en sus alrededores. Mediante realidad virtual se visualizó y explicó en detalle el mosaico encontrado en 2021, que se encuentra enterrado a la espera de tener un amplio conocimiento de toda la zona termal, cuando todo el conjunto podrá ser musealizado y puesto en valor.

También se informó a los más de 150 asistentes (organizados en dos grupos y horarios) de las hipótesis con las que se trabaja en una rigurosa y paciente labor científica. Se dieron explicaciones sobre los restos de grandes estructuras que pudieron constituir piezas básicas del abastecimiento y sistema de cloacas de la ciudad y, por parte de los estudiantes que participan en los trabajos de campo, se mostró la metodología empleada en este tipo de excavaciones.

Los vecinos de Artieda y los visitantes agradecieron las explicaciones y el trabajo realizado, que se llevó a cabo en duras condiciones ante las fuertes olas de calor de este verano. También se agradeció al propietario del campo, Sebastián Iguácel, su disposición para que los trabajos se pudieran realizar, cuando nunca más podrá ser cultivado; y se recordó a Enrique Osset, que fue el primero en advertir sobre el importante patrimonio oculto que albergaba el pueblo. Una de sus hijas colaboró de forma voluntaria en el campo de trabajo.

La jornada terminó con una muy elaborada degustación de tapas romanas en el albergue de Artieda, que ha servido de lugar de comida y acogida para el equipo de arqueólogos. Además, se comunicó que las terceras jornadas romanas se celebrarán la próxima primavera. El Consistorio también mostró su agradecimiento por la colaboración del vecindario, que ha puesto al servicio del equipo investigador sus colecciones particulares para ser inventariadas y dar lugar a una primera exposición, que tendrá lugar en otoño.

Etiquetas