Comarcas

RECURSOS HÍDRICOS

José Antonio Prada: “Para finalizar Monegros II no queda otra solución que regular el río Gállego”

El nuevo presidente de Riegos del Alto Aragón, de Candasnos, ha sido presidente del Jurado del sistema los últimos 7 años 

José Antonio Prada
José Antonio Prada
Fernando Paúles/Riegos del Alto Aragón

¿Afronta la presidencia de Riegos con vocación de continuidad o con la idea de introducir cambios?.

—Asumo el cargo con vocación de servicio y compromiso de trabajo. Riegos del Alto Aragón ha tenido estos últimos 20 años una progresión positiva como entidad, ha crecido y se ha dotado de nuevos servicios y nuevas áreas y se ha convertido en un referente en el mundo de regadío. Asumo el cargo con la intención de dar continuidad a esta tendencia de crecimiento y manteniendo la vocación de ser un referente. Los tiempos futuros son inciertos, el cambio climático, la transición energética y la amenaza de recesión nos afectará a todos los sectores que deberemos dar los mejor de nosotros para afrontar los retos venideros.

“La PAC traerá cuestiones ambientales a las que debemos adaptarnos”

¿Cuáles son los principales retos a corto, medio y largo plazo a los que se enfrenta Riegos del Alto Aragón?

—El principal reto a corto plazo como no podría ser de otra manera es finalizar esta campaña de riego, la cual está siendo complicada, ya que nos encontramos en una año especialmente seco, en el que se está sucediendo una ola de calor tras otra. Todavía nos queda el mes de agosto, en el que se prevén altas temperaturas. A medio plazo va a ser importante el conjunto de reformas que quiere plantear el Miteco en materia de legislación de aguas y de las cuales ya está encima de la mesa la modificación del Reglamento de Dominio Público Hidráulico, en fase de alegaciones hasta el día 2 de septiembre. También en el medio plazo garantizar que salgan adelante las modernizaciones de regadío y nuevas superficies de regadío que ya están en marcha. Y a largo plazo, seguir reivindicando agua suficiente para garantizar la completa finalización de Riegos del Alto Aragón, impulsando nuevas regulaciones en los futuros planes de demarcación.

Y cuáles son sus reivindicaciones ante la Administración, tanto central como aragonesa.

—Las principales reivindicaciones ante la administración central vienen relacionadas con una mayor comprensión de la importancia del regadío, cuestión ésta que es comprendida por la administración agraria, pero que cuenta con importantes dificultades de entendimiento con la administración ambiental. Existe una visión sesgada y parcial por parte de esta última del papel de regadío, con requerimientos ambientales que en muchas ocasiones son ilógicos.

“Riegos crea futuro a muchos pueblos”

Y a la administración autonómica, queda pedirle que trabaje codo con codo con nosotros, para que el regadío de Aragón continúe siendo un referente en todos los aspectos. Y sobre todo comprensión y agilidad para resolver cuestiones como el pago de las liquidaciones de las puestas en riego de Monegros II.

Con la construcción del embalse de Almudévar muy adelantada y el descarte oficial del pantano de Biscarrués, ¿qué cree que tendría que plantearse para finalizar los regadíos de Monegros II?

—Aunque el embalse de Biscarrués no aparezca en el plan de medidas que acompaña el Plan Hidrológico del Ebro, la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia no habla de descarte, y no hay que olvidar que el proyecto modificado, cumpliendo los requisitos de la declaración de impacto ambiental, existe y fue financiado al 50% por Riegos del Alto Aragón y otro 50% por Acuaes. Este proyecto está diseñado y solo necesitaría una declaración de Interés Público Superior, es decir voluntad política. Para finalizar Monegros II no queda otra solución que regular el río Gállego.

“Riegos crea futuro a muchos pueblos”

¿Qué prácticas aplican o deben aplicar los regantes en el actual contexto de impulso a las políticas medioambientales en Europa?

—Riegos del Alto Aragón lleva más de 15 años haciendo seguimiento de la contaminación difusa, hemos trabajado codo con codo con el Cita Aragón para buscar prácticas que nos permitan avanzar hacía una mejor aplicación del riego y la fertilización, ahorrando pérdidas en fertilizante. Esta vía de trabajo es prioritaria para la administración y en ella hacemos un importante esfuerzo. También tenemos amplia experiencia en el control de especies invasoras, como el mejillón cebra, que ha provocado importantes dificultades en el manejo de las instalaciones de riegos. Indudablemente la nueva PAC traerá consigo nuevas cuestiones ambientales a las que deberemos individual y colectivamente adaptarnos.

¿Cuál cree que es la contribución del Riegos del Alto Aragón a la economía altoaragonesa?.

—La principal contribución es un sistema 100% aragonés, modernizado y con alta capacidad productiva, que permiten garantizar la soberanía alimentaria y genera actividad, empleo y futuro a muchos pueblos, gracias a una gestión pública del agua. Es nuestra razón de ser, y es por lo que queremos que se nos conozca.

Etiquetas