Comarcas

tRÁFICO

Una fallecida en el segundo accidente mortal en la provincia en pocas horas

La mujer, de 39 años y vecina de la comarca de Ribagorza, viajaba como pasajera en una motocicleta, cuyo conductor resultó herido leve

Intervención de la Guardia Civil en el accidente.
Intervención de la Guardia Civil en el accidente.
G. C.

La pasajera de una motocicleta, de 39 años de edad falleció, la tarde de este miércoles en accidente de tráfico en la colisión del vehículo en el que viajaba con un tractor en la carretera N-123, en el término municipal de Barbastro. El conductor de la motocicleta resultó herido leve mientras que el del tractor se encuentra ileso. Tanto la fallecida como el conductor de la motocicleta eran vecinos de la comarca de Ribagorza.

Según han informado fuentes de la Guardia Civil, el siniestro tuvo lugar sobre las 20:10 horas, en el punto kilométrico 3.800 de la citada vía, en sentido ascendente y consistió en una colisión frontolateral entre ambos vehículos.

El cadáver de la fallecida fue trasladado por los servicios funerarios al Hospital Provincial de Huesca para la realización de la autopsia. El herido leve conducido a su vez al Hospital de Barbastro por los servicios sanitarios acudieron al lugar.

Intervinieron además en el accidente la patrulla del destacamento de Tráfico de Barbastro, los equipos de Atestados de los destacamento tráfico de Fraga y de Huesca y servicios de mantenimiento de carreteras.

El equipo de Atestados de Fraga está investigando las causas del siniestro, que provocó además retenciones en el tráfico a última hora de la tarde de este miércoles.

Segundo accidente mortal en menos de 24 horas

Tan solo unas horas antes, un motorista, de 50 años y de la provincia de Guipúzcoa, fallecía en un accidente de circulación ocurrido sobre las 12:25 en el kilómetro 496,400 de la carretera N-260a, sentido ascendente, es decir en dirección a Sabiñánigo, en el término municipal de Yésero, en la zona del puerto de Cotefablo.

Intervención de la Guardia Civil tras el accidente.
Intervención de la Guardia Civil tras el accidente de Yésero.
G. C.

El conductor y único ocupante de la motocicleta, un varón de 50 años y vecino de Gipúzcoa, se salió de la vía por el margen izquierdo despeñándose por un barranco de unos 65 metros de altura, según informaron desde la Oficina Periférica de Comunicación de la Comandancia de la Guardia Civil de Huesca.

Para rescatar el cuerpo sin vida del motorista del barranco fue necesario un sistema de cuerdas y camilla por parte de bomberos del Servicio Provincial de Extinción de Incendios (Speis) de la DPH.

El cadáver fue trasladado al Hospital Provincial de Huesca a la espera de la realización de la autopsia. Por el momento, el Equipo de Atestados de Huesca está investigando las causas del accidente.

Al recibir aviso de lo ocurrido, acudieron al lugar de los hechos: patrullas del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Jaca, el Equipo de Atestados de la Guardia Civil de Huesca, la Unidad Aérea de Huesca, efectivos del Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (Greim) de la Guarda Civil de Panticosa, bomberos del Speis, servicios sanitarios y efectivos del mantenimiento de Carreteras.

Hasta que el 6 de julio de 2012 se inauguró y se abrió al tráfico la carretera N-260 entre Yebra de Basa y Fiscal que comunica las comarcas de Alto Gállego y Sobrarbe, la conexión entre ambos territorio era por el puerto de Cotefablo. 

Etiquetas