Comarcas

PATRIMONIO

Trasladan el puente románico de Fornillos-Barluenga

Estará en una zona recreativa cercana a la presa de Montearagón

Puente románico sobre el río Flumen.
Puente románico sobre el río Flumen.
CHE Altoaragón.

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) ha adjudicado la reubicación y montaje del puente románico de Fornillos-Barluenga, afectado por las obras del embalse de Montearagón, que se trasladará a una nueva zona recreativa que va a construirse cercana a la coronación de la presa, en su margen derecha, entrando por la carretera desde el núcleo de Fornillos.

Los trabajos se han adjudicado por 404.449 euros y tienen un plazo de ejecución de seis meses, informaron fuentes del organismo de cuenca.

El puente románico, es del siglo XVI, tiene una longitud de 15,86 metros y una altura en clave del arco de 5,57 metros y está compuesto por 323 piedras, informa la CHE y la responsable de la oficina de turismo de El Viñedo en Castilsabás, en el municipio de Loporzano. Su estructura fue desmontada durante la construcción de las obras de la presa de Montearagón.

Lucía Sa recuerda que este puente unía antiguamente los municipios de Huesca y Loporzano.

El objetivo de esta actuación es construir un área cultural y natural para ubicar el puente, cerca de la presa, para devolver un espacio de disfrute y descanso a los habitantes de los núcleos más cercanos.

Esta zona tendrá una superficie de 1,6 hectáreas y dispondrá de senderos con pasarelas, zonas de paseo y peatonales, bancos, vegetación autóctona y aparcamiento de vehículos.

Asimismo incluirá un paseo central, de 100 metros de largo y 5 de ancho, que quedará junto al puente histórico.

Para Lucía Sa, “recuperar este puente es importante para recuperar el patrimonio arquitectónico y cultural que es vital para el entorno y de este modo impulsar el turismo en el territorio”.

Etiquetas