Comarcas

SUCESOS

Auxiliadas doce personas en montaña, ocho de la cuales estaban enriscadas

El primer fin de semana de octubre se salda con ocho intervenciones de la Guardia Civil

El primer fin de semana del mes de octubre se ha saldado con ocho rescates en el Pirineo y Prepirineo para auxiliar a 12 personas, ocho de la cuales habían quedado enriscadas en paredes montañosas y no sufrieron daños, tres han resultado heridas (entre ellas un parapentista) y una senderista se encontraba mareada, según el parte emitido desde la Oficina Periférica de Comunicación de la Comandancia de la Guardia Civil de Huesca.

Los equipos de rescate en montaña de la Guardia Civil junto a personal sanitario del 061 llevaron a cabo el sábado seis rescates y este domingo, dos.

El sábado, dos vecinos de Barcelona de 39 y 44 años quedaron enriscados cuando, al ascender el pico Russell (municipio de Benasque), tomaron un camino equivocado. Tras dar aviso fueron rescatados y trasladados ilesos al Refugio de Cap de Llauset, desde donde continuaron con sus propios medios. Poco más tarde, fue auxiliada una senderista que bajando hacia el Refugio de Góriz (Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido) tropezó en la zona de la escaleretas, sufriendo una posible fractura en la pierna. Se trata de una mujer de Barcelona de 55 años que fue evacuada a la helisuperficie de Boltaña y desde allí al Hospital de Barbastro.

Entre las 16 y las 16:30 horas, el Greim de Panticosa recibió tres avisos. Uno de ellos alertaba de que había dos montañeros (barceloneses de 33 y 65 años) que estaban enriscados en la arista que conduce al pico de la Gran Facha (Panticosa), en una canal de rocas muy vertical con nieve. Fueron rescatados en una complicada intervención por la Guardia Civil, que también demostró su pericia en el rescate de otros tres montañeros (una vecina de Madrid de 42 años, otra de Tarragona de 46 y un hombre de 50 años de Barcelona) que quedaron enriscados en la Cresta de Frondellas (Sallent de Gállego). Tras una compleja y técnica intervención fueron evacuados ilesos al embalse de La Sarra.

También el sábado fue auxiliado un montañero de Soria de 32 años con una posible fractura de tobillo tras sufrir una caída en el pico Garmo Negro, y un parapentista navarro de 27 años, que había saltado desde la peña Foratata (Sallent) y al aterrizar había sufrido una posible fractura de tobillo.

Y este domingo, una senderista navarra de 63 años ha sido rescatada en la Cola de Caballo (Parque Nacional de Ordesa) y trasladada a la Pradera al encontrarse mareada. El último aviso recibido por la Guardia Civil ha alertado de que una persona se encontraba enriscada en el espolón Adamelo de los Mallos Riglos, de donde ha sido rescatada.

Etiquetas