Comarcas

El PAR reclama una regulación estatal para la trufa

El partido aboga por la defensa de la calidad del cultivo y de la producción en Aragón

Trufa negra aragonesa.
Trufa negra aragonesa.
Asociación Trufa Negra D'Aragón

El Partido Aragonés ha propuesto una resolución de la Diputación de Huesca, que será debatida en el pleno de este jueves, por la que insta a dirigirse al Gobierno central reclamando el “establecimiento de la necesaria regulación y marco normativo respecto a la comercialización de la trufa y a la estandarización de la calidad de este producto”.

El objetivo "esencial" de esta iniciativa señalan desde el PAR en la DPH es así resolver la ausencia de esta regulación, “en la línea de fortalecer el desarrollo de la producción, comercialización, aprovechamientos de la trufa en las comarcas altoaragonesas y defensa del consumidor, añadido al orgullo e identidad de esta zona y de sus habitantes por nuestras producciones”.

En concreto, el Partido Aragonés argumenta que la carencia de una normativa en España es “un inconveniente señalado” que impide disponer de “un marco a partir del que diferenciar las calidades, procesos, respecto al producto… Mientras España se ha convertido en una de las mayores plataformas mundiales para este cultivo, con Aragón y el Alto Aragón en posición sobresaliente, no lo es así con el consumo interno, tanto nacional como provincial, viéndose este producto abocado a la exportación”. Asimismo, “aunque el interés por la trufa negra se ha incrementado sustancialmente en nuestro país, no lo ha hecho su consumo dado que la falta de una normativa reguladora ha permitido el empleo de otras especies de trufa de menos calidad y el uso de aromas que ni se extraen de la trufa negra ni tienen el mismo aroma, confundiendo al consumidor y perjudicando el consumo del auténtico producto. Esta carencia supone una dificultad para que este despliegue cuente con todas las garantías y horizontes de futuro más firmes”.

El Grupo Aragonés indica que “debe considerarse que, entre las distintas especies de trufa, el Alto Aragón está volcado con la de mayor calidad -la trufa negra (Tuber melanosporum)- y este aspecto es capital a la hora de llegar a mayores umbrales de rentabilidad”. Por esta misma razón, los propios agricultores han lanzado “la aspiración de que la trufa negra alcance la condición de Indicación Geográfica Protegida” y sus “sinergias con el Sello de Garantía de Calidad del Gobierno de Aragón (C’alial). Se trata de un objetivo esencial por varias razones. Lograr una marca de garantía de calidad posibilita la lucha contra el fraude y procurar la trazabilidad, selección de calidades, buenas prácticas y certificación”. Para ello, es imprescindible también la normativa estatal que se reivindica.

Esta posición del Partido Aragonés se dirige a reforzar “los efectos positivos” que supone “la promoción de alternativas y actividades con capacidad de diversificación y dinamización económica y creación de empleo” como “una de las principales claves en la lucha contra la despoblación y por el futuro del medio rural”, entre las que se encuentra el cultivo de la trufa con “su crecimiento sostenido y potencial con impulso público y privado”. En ese ámbito, se incluye los diferentes programas y subvenciones desde la Diputación de Huesca y la evolución “incuestionable” de la trufa, “ya que, desde 2002, se ha pasado de 10,7 a más de 1.700 hectáreas dedicadas a este cultivo en todo el Alto Aragón. Los suelos y espacios susceptibles de acogerlo son muy extensos y se van sumando año a año”, con un impacto “socioeconómico como palanca para fijar población en localidades del medio rural”, a través de un dinamismo que “alcanza, además de cultivadores y recolectores, a sectores como viveros, transformación, ingenierías forestales, turismo y puntos de venta, junto con la configuración de una imagen positiva de nuestras comarcas”.

Para el Grupo Aragonés, “la implicación de los propios agricultores en el desarrollo del cultivo ha sido determinante. La Asociación de Recolectores y Cultivadores de Trufa de Aragón se creó en 1999 y han surgido en Aragón otras asociaciones que van aunando esfuerzos en diversos proyectos como la creación de la marca ‘Trufa Negra d’Aragón’ con objetivos de comercialización, la reciente constitución del Grupo de Cooperación con la Lonja de Binéfar, el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA), la Universidad de Zaragoza y la Fundación de Innovación y Transferencia Agroalimentaria de Aragón para fortalecer el mercado” y especialmente, la mencionada tarea hacia la Indicación Geográfica Protegida y el Sello C’alial.

Etiquetas