Comarcas

40 ANIVERSARIO DEL ESTATUTO DE AUTONOMÍA DE ARAGÓN

La jota, seña de identidad aragonesa

Difundida de forma oral desde el siglo XVIII, aspira a ser Patrimonio Inmaterial de la Unesco

La compañía Osca en una actuación en Huesca.
La compañía Osca en una actuación en Huesca.
D.A.

La jota es un elemento identificador para los aragoneses. Seña de identidad, simboliza unas tradiciones que han ido evolucionando, pero sin perder su esencia.

Trasmitida de forma oral hasta finales del siglo XVIII, fue en el XIX cuando se consolidó en todo su esplendor, pasando de las calles y plazas a los escenarios, gracias, en buena medida, a los grupos y compañías que trabajan sin descanso por conservarla y difundirla dentro y fuera de nuestras fronteras. Además, sirve como fuente de inspiración en otros ámbitos culturales como el cine, la pintura o la literatura. Sorolla, Marín Bagüés o Gárate, en la pintura; Albéniz, Falla, Granados, Ravel, Glinka, Liszt, o Balkirev, en la música; Rey y Saura en el cine; o Moiseyev en la danza, son algunos ejemplos al respecto.

A ello también ha ayudado el apoyo institucional. Desde que hace 40 años se firmase el Estatuto de Aragón, desde el Ejecutivo autonómico se han ido dando pasos para contribuir a afianzar este legado. En julio de 2013, la jota fue declarada Bien de Interés Cultural Inmaterial, quedando así patente su protección y su reconocimiento como seña de identidad de Aragón y como exponente del patrimonio cultural.

Rosa Otal y Carlos Vidal fueron pareja de baile.
Rosa Otal y Carlos Vidal fueron pareja de baile.
S.E.

Su riqueza, tanto musical como en el repertorio de sus letras y bailes, suscita en los aragoneses un sentimiento profundo de pertenencia a un territorio y de identificación con su pasado, que tiene su mejor exponente en la Academia de las Artes del Folclore y la Jota de Aragón, una asociación sin ánimo de lucro fundada en 2017 e impulsada desde la iniciativa privada, que componen en la actualidad más de 380 académicos, entre los que se incluyen representantes de la comunidad aragonesa en el exterior.

Presidida por Carmelo Artiaga, la junta directiva se compone de dos vicepresidencias por cada una de las provincias, en el caso de Huesca, Roberto Ciria y Mercedes Budios, otras dos en representación de los aragoneses del exterior (Madrid y Buenos Aires), nueve vocales, un tesorero y un secretario.

Las diferentes facetas del mundo del folclore y la jota abarcan, según los cálculos de esta institución, un total de 320 grupos y 150 escuelas, lo que se traduce en 4.000 actuaciones anuales, un colectivo de 80.000 personas vinculadas a este mundo y un público potencial de dos millones. Eso es lo que impulsó la creación de la Academia, que entre sus principales objetivos está que la Unesco declare la jota, Bien Inmaterial de la Humanidad, para lo que cuenta con el apoyo del Gobierno de Aragón, el mundo del folclore y los aragoneses.

De hecho, el Ejecutivo regional, como Comunidad Autónoma al frente de la candidatura de la jota a la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco, ha invitado a la ciudadanía a apoyar este folclore una vez que está a punto de elevarse de manera oficial. “La documentación ya está lista para que se proclame la candidatura de la jota en el próximo Consejo de Patrimonio Histórico, que se celebrará en Zaragoza los días 25 y 26 de octubre”, reveló la directora general de Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón, Marisancho Menjón.

Aunque el trabajo de Aragón en la candidatura arranca de muy atrás, fue en el Consejo de Patrimonio Histórico de noviembre de 2021 donde el Ministerio de Cultura y Deporte y las Comunidades Autónomas acogieron la propuesta y se aprobó la creación de un grupo de trabajo.

Cuadro pintado por Joaquín Sorolla en 1914.
Cuadro pintado por Joaquín Sorolla en 1914.
S.E.

Además, representantes técnicos de la DGA han mantenido reuniones con las comunidades portadoras de la jota de toda España para informarles del proceso de la candidatura. A lo largo de 2022, los grupos, individuos y asociaciones folclóricas han aportado numerosas cartas de adhesión y consentimiento en primera persona, y han ofrecido datos y documentación para completar el expediente que se presentará en el Consejo Nacional de Patrimonio, donde están representadas todas las Comunidades Autónomas y el Ministerio de Cultura y Deporte.

Paralelamente, también se ha estado trabajando en el expediente de declaración de la jota como Manifestación Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de España, un trámite obligado para la presentación de la candidatura, y que supone un importante reconocimiento a nivel nacional. El informe se presentará también en el Consejo de Patrimonio Histórico de Zaragoza los días 25 y 26 de octubre.

‘El arte de la jota’

Coincidiendo con este Consejo, el Ejecutivo autonómico ha preparado un acto previo, la gran gala musical El arte de la jota, que tendrá lugar el 25 de octubre, a las 21:00 horas, en el Auditorio de Zaragoza, y en el que se ofrecerá un recorrido por las distintas expresiones artísticas desde el folclore, la jota en el ámbito de la música clásica y las reinterpretaciones contemporáneas.

Asimismo, y con el objeto de dejar constancia del apoyo que la candidatura tiene no solo en Aragón sino en el resto de comunidades, el Departamento de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón ha preparado una serie de eventos que culminarán en marzo de 2023 con una gran gala para celebrar la presentación del expediente ante la Unesco.

Además de este acto musical y el del 25 de octubre, el Ejecutivo aragonés puso en marcha en verano una campaña de visibilización conjunta en redes sociales del apoyo a la candidatura con el hashtag #yoapoyoalajota.

El programa de apoyo a la candidatura comenzó el fin de semana de San Jorge, Día de Aragón, con actuaciones en el Edificio Pignatelli y el nombramiento de académicos de Honor de la Academia de las Artes del Folclore y la Jota de Aragón.

Durante el mes de mayo también se celebró el concierto presentación del libro La jota, aragonesa y cosmopolita. De San Petersburgo a Nueva York, de la investigadora Marta Vela, y Teruel acogió un seminario con expertos y profesionales de la jota en el que se abordó el presente y el futuro de este arte.

Roberto Ciria, como vicepresidente por Huesca de la Academia, asegura que “hay que sentirse orgullosos porque si hemos llegado a este punto es gracias al impulso que se le dio desde esta institución a la candidatura”.

Cuando se acaba de cumplir un lustro desde su puesta en marcha, la Academia sigue trabajando por colocar a la jota en lo más alto y, aunque en un primer momento “nosotros defendíamos que fuera la aragonesa, finalmente se ha decidido invitar al resto de comunidades autónomas a ir como jota, sin apellido”. En cualquier caso, este paso “ya está beneficiando a la jota por todo lo que se está hablando de ella y los reconocimientos que está teniendo”. En este sentido, el cantador oscense recuerda que la jota fue este sábado la pregonera de las fiestas del Pilar de Zaragoza, “además en los medios de comunicación está muy presente, y eso también ayuda a que ayuntamientos e instituciones se animen a incluir el folclore en las actividades culturales que organizan”.

Roberto Ciria está convencido de que más pronto que tarde la jota se proclamará Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, lo que contribuirá a una mayor difusión internacional de esta riqueza musical y etnográfica, que tiene en Aragón su mayor exponente. 

Etiquetas