Comarcas

La DGA concede 152 ayudas a menores de 35 años para comprar vivienda en pueblos

La cuantía total asciende a 1.229.118 euros, que se reparten en 97 pueblos aragoneses

José Luis Soro, consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda ayer en las Cortes.
José Luis Soro, consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda en las Cortes.
Cortes de Aragón

Un total de 152 jóvenes menores de 35 años se han beneficiado de las ayudas del Gobierno de Aragón para la adquisición de vivienda en municipios de menos de 5.000 habitantes con una cuantía total de 1.229.118 euros, que se reparten en 97 pueblos aragoneses.

Se han concedido así el cien por cien de las solicitudes "por estricto orden de presentación y no por concurrencia competitiva", según ha resaltado este jueves en la presentación de este balance el consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro.

Por provincias es la de Zaragoza la que más solicitudes ha registrado, con 78 y un importe de 663.775 euros, seguida de la de Teruel, con 38 y 272.588 euros en ayudas, y de la de Huesca, con 36 y 292.775.

En la provincia de Teruel se han agotado las ayudas previstas en la convocatoria, mientras que en la de Huesca la previsión era un poco superior y parte de las ayudas pasaron a la provincia de Zaragoza al no haber sido demandadas, ha explicado el consejero.

Ha resaltado dos de las características de esta convocatoria de ayudas: que era para adquisición de vivienda para un colectivo, el de menores de 35 años, que tiene "especiales dificultades" de acceso, y el hecho de que esta compra sea "en el medio rural", en poblaciones de menos de 5.000 habitantes o bien en pedanías con ese requisito aunque pertenezcan a municipios con más de 5.000, lo que ha calificado como "instrumento muy eficaz" en la lucha contra la despoblación para atraer a nuevos pobladores.

La convocatoria se publicó en el Boletín Oficial de Aragón el 19 de octubre de 2021 con importe superior a 1,2 millones de euros, que se han "agotado", y procede del Plan de Vivienda 2018-21.

Financiaba ayudas de hasta 10.800 euros por vivienda con el límite del 20 % del precio de adquisición, sin incluir gastos y tributos, y con viviendas de precio igual o inferior a 100.000 euros, también sin gastos y tributos, y debía ser comprada entre el 1 de enero y noviembre de 2021.

Solo se financiaban viviendas "ya terminadas" y no la compra en construcción para "optimizar el parque residencial", ha destacado el consejero, quien ha ahondado en que debía destinarse además a residencia "habitual y permanente" durante al menos cinco años con dos excepciones a las que se va a hacer "seguimiento": la movilidad laboral, dado que no puede ser "un lastre", o la reinversión por la venta de una vivienda en una nueva.

Soro ha señalado que una vez se va presentado la escritura pública de compraventa por parte de los beneficiarios se va abonando la ayuda, lo que se ha gestionado "con bastante agilidad".

Etiquetas