Comarcas

RECURSOS HÍDRICOS

Los afectados por Yesa critican la nueva aportación presupuestaria para las obras

La Asociación Río Aragón ha criticado la consignación de 32 millones de euros más para la continuación de los trabajos

Foto de archivo del embalse de Yesa.
Foto de archivo del embalse de Yesa.
D. A.

La Asociación Río Aragón contra el proyecto de recrecimiento del embalse de Yesa ha criticado la consignación de 32 millones de euros más para la continuación de las obras a pesar del contenido de un informe del Colegio de Ingenieros, Caminos, Canales y Puertos (CICCP) que ha reabierto el debate sobre la seguridad de la presa.

Según informa esta asociación en un comunicado, mientras que en Navarra se ha abierto un debate en torno al referido informe del CICCP sobre la viabilidad del llenado de Yesa, en Aragón "se aplaude de forma acrítica una orgía presupuestaria que nada ha de aportar" a su "desarrollo futuro".

Destacan sus responsables que el proyecto fue adjudicado hace una veintena de años por 113 millones de euros, que lo gastado hasta el pasado mes de marzo superaba ya los 380 millones y que el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para el próximo ejercicio prevé alcanzar los 500 millones en el horizonte de 2025.

Añaden que la "confusión" en torno al proyecto llega al "absurdo" de dar como nueva fecha de conclusión de las obras el año 2025 cuando el recién aprobado Plan de Cuenca lo situaba en 2027.

Desde la asociación se insiste en que a pesar del informe del CICCP, en Aragón parecen "seguir obnubilados con una obra caduca, falta de todo rigor técnico, que no considera las reducciones de caudales hasta en un 20 % por el cambio climático y lo que es peor, atenta contra el futuro de pueblos y la vida de personas".

Un informe, añade este colectivo, que asegura "que lo estudiado hasta la fecha estaba llenos de errores, que no se conoce la estructura sobre la que se asienta la presa y que su explotación sólo sería posible bajo unos controles y cuidados excepcionales".

Destaca la asociación que Zaragoza tiene alternativas para su abastecimiento y que los regadíos de Bardenas pueden consolidarse con balsas laterales, y advierte al tiempo que "continuar rapiñando el río Aragón será llevarlo a su destrucción como ecosistema sostenible".

Desde la Asociación Río Aragón se insta a renunciar al llenado del recrecimiento de Yesa, "en aras a la seguridad y la racionalidad en el gasto público", y que se utilice parte de lo presupuestado para consolidar lo ya hecho y reparar los destrozos llevados a cabo.

Etiquetas