Comarcas

INFRAESTRUCTURAS

Tres días sin poder acceder a Jánovas por el agua y el barro

El caudal del Ara inunda el vado de acceso y la pista de San Felices, “intransitable”

Imagen de estos días del Ara en la zona donde está el vado de acceso a Jánovas.
Imagen de estos días del Ara en la zona donde está el vado de acceso a Jánovas.
S. E.

Tres días llevan los antiguos vecinos y descendientes de Jánovas sin poder acceder al pueblo por la plataforma de tierra existente para cruzar el río Ara, ya que el incremento del caudal tras las intensas lluvias ha dejado bajo el agua este paso. La única alternativa que les queda es la pista de Ligüerre de Ara, Albella, San Felices y Jánovas que, además de suponer dar un rodeo que incrementa el tiempo al volante unos 40 minutos, estos

días está “intransitable” y solo pueden pasar todoterrenos - “y a duras penas”- , ya que el resto de vehículos pueden quedan “enganchados” en el barro.

Así lo asegura a este periódico Óscar Espinosa, presidente de la Fundación San Miguel, de Jánovas, quien recuerda que esta situación se repite siempre que se registran precipitaciones fuertes que incrementan el caudal del Ara, cuyas aguas acaban tapando, si no llevándose por delante, el vado de tierra por el que se accede al pueblo desde la N-260.

Además de que el acceso queda cortado, cuando la fuerza del agua destruye el vado de tierra, son los vecinos, con recursos materiales y económicos propios, quienes tienen que reponer la plataforma de tierra para poder llegar a Jánovas.

“Estos días, dos vecinos estamos de obras, terminando los tejados de las casas, y llevamos tres días que no hemos podido pasar a trabajar”, comenta Óscar Espinosa, que incide en el trastorno económico que les supone que los trabajadores contratados no puedan acceder. “Yo tengo todoterreno pero hoy (por ayer) ya no hemos pasado (por la pista) por el riesgo de que te quedes embarrado”.

Por ello, las consecuencias de este nuevo episodio de lluvias ha vuelto a sacar a la palestra la necesidad de contar con un acceso en condiciones a Jánovas, más aún ahora que el pueblo tiene rehabilitada la escuela como centro social, el tejado de la iglesia está arreglado, se está actuando en siete casas y se va a actuar ya en otras dos, las calles están urbanizadas y se cuenta con servicios como luz y agua.

A juicio del presidente de la Fundación, una vez hecho “lo más difícil” (reversión de casas, urbanización de calles y tener agua y luz), un acceso desde la N-260 sigue siendo su gran reivindicación, pese a que “en Madrid dicen que el acceso a Jánovas es por San Felices, cuando jamás lo ha sido. Consideran que el puente (que reivindican los vecinos) no es necesario porque ya tenemos acceso por detrás (por San Felices), pero en Madrid no saben que ese camino es una pista forestal, no una carretera”.

Avanza, por ello, que siguen y seguirán reclamando un puente de acceso a Jánovas desde la N-260, tal y como han venido demandado, de la mano de la mano del Ayuntamiento de Fiscal, desde hace tiempo. Espinosa considera que el desbloqueo del proyecto de mejora de la N-260 entre Fiscal y el túnel de Balupor puede ser una oportunidad para construir el puente, que -subraya- también beneficiaría a San Felices, Albella y Planillo.

“Cada día más familias están limpiando solares y van a recuperar casas. No es posible fomentar que la gente tiene que volver a los pueblos si luego en Jánovas no tenemos acceso cada vez que llueve”, concluye Óscar Espinosa.

Etiquetas