Comarcas

TURISMO SOSTENIBLE EN UN PIRINEO SIN FRONTERA

Béarn: estaciones más eficientes y para todo el año

Obligados a pensar en un cambio de modelo siendo más sobrios, los centros de Gourette, Artouste, La Pierre Saint-Martin se muestran proactivos

Estación de esquí de Gourette.
Estación de esquí de Gourette.
Ascensión Torrent

El eslogan “¡Las montañas te conquistan!”, empleado por primera vez en 1989 por los profesionales de la montaña en Francia, volverá a resonar el próximo invierno. Fácil de recordar, también ha tenido un eco particular debido a la reciente crisis sanitaria, tras la que las estaciones de altura del Béarn han visto la llegada de nuevos visitantes fuera de la temporada de invierno. Ahora se trata de sacar provecho de ello. “El problema se está abordando de pleno”, asegura Jean-Pierre Mirande, responsable de las políticas relacionadas con la montaña, en particular a través del plan específico llevado a cabo por el Consejo Departamental, que apuesta por un modelo de dos estaciones, invierno y verano. Como presidente de facto del establecimiento público que gestiona las estaciones de Gourette y La Pierre Saint-Martin, Epsa (350 empleados, de los cuales 80 permanentes), el funcionario electo quiere ser pragmático: “Debemos esforzarnos por tener al menos dos temporadas al año, especialmente, ya que hay un nuevo atractivo para las montañas. Pero, como sabemos que no se puede abandonar la actividad ligada al esquí, todo lo que se invierte ahora en las estaciones debe utilizarse para el verano”.

Un mercado a construir

Este esquema es particularmente válido para Gourette, amenazada por el calentamiento global con un centro turístico que alcanza su punto máximo a 1.500 metros sobre el nivel del mar. Los trabajos realizados ya han elevado la cota de nieve a más de 1.700 metros. “Pero sabemos que tenemos que reorganizar esta estación para darle razones de ser”, coincide Jean-Pierre Mirande. Esta necesaria adaptación requiere, por supuesto, un aprovechamiento más óptimo de la época estival. Arnaud Libilbehety, nuevo director de Epsa (que también gestiona el tren Rhune), que llegó en julio procedente de la estación de Luz, es consciente de ello.

También habla de un “mercado de verano que se va a construir porque, con la covid, hay un fenómeno de (re)descubrimiento de los sitios de altura, aunque el pasado julio tuviéramos un poco menos de gente”. Gourette atrajo a 8.500 visitantes, “lo que corresponde al objetivo actual”, pero esta cifra obviamente no se corresponde con la asistencia invernal (290.000 en la temporada de esquí). En julio y agosto, la estación de Ossaloise ofreció una oferta esencialmente “destinada a un público familiar, con actividades fáciles de realizar (senderismo y descenso en bicicleta de montaña) y una oferta de restauración local”, recuerda Arnaud Libilbehety que, en pocas palabras, resume también la posición del Departamento: “como operador, y sin desnaturalizar un lugar clasificado como Gourette, tenemos una obligación: aportar atractivo y ofrecer una montaña multiactividad”.

La voluntad está ahí

Del lado de La Pierre Saint-Martin también nos hemos interesado en este asunto. “Llevamos incluso 10 años pensando en ello y el nivel de nuestra actividad estival también empieza a ser sustancial”, se felicita el director de la estación, Dominique Rousseu, citando la cifra de “4.500 a 7.000 visitantes” por año (160.000 en invierno).

Esta oferta adopta aquí diversas formas: “Contamos con un telesilla que permite realizar caminatas hasta el pico de Arlas, tenemos 7 rutas de bicicleta de montaña, trineos, tiro, una actividad de golf, etcétera”, detalla nuestro interlocutor que, sin descartar el concepto de “4 estaciones”, cree “más en un alargamiento del periodo estival”.

En términos de eficiencia energética, y a la espera de la reapertura de la zona de esquí (3 de diciembre, como en Gourette), la estación de Barétoun también está siendo proactiva. En cualquier caso, no esperó a los recientes requerimiento del gobierno para elaborar un plan.

Rousseu también recuerda que la federación francesa de estaciones de esquí ha fijado un “objetivo de neutralidad en carbono para 2035”.

En La Pierre, se están estudiando varias vías: instalación de motores de hidrógeno, almacenamiento de recursos hídricos, etcétera. Pero, a partir del próximo invierno, se aplicarán diariamente métodos de gestión más precisos, sin que ello repercuta en los esquiadores. Hablamos de “formación de conducción ecológica para las pisanieves” o incluso de un sistema más eficiente para el mantenimiento del manto de la nieve.

Al igual que en otros lugares, se ralentizará (ligeramente) el ritmo de los remontes, sin excluir paradas puntuales de las instalaciones en función del número de personas. Se espera un ahorro de “hasta un 18% en el consumo de electricidad”. La cuestión no es neutra si se tiene en cuenta que esta partida de gasto podría ascender a 260.000 euros, según el presupuesto provisional de la estación.

artouste jour d'ouverture neige ski
artouste jour d'ouverture neige ski
Nicolas Sabathier

El centro invernal de Artouste quiere ser más ejemplar

Deseosa de aprovechar el renovado interés del público por la montaña en verano, la estación de Ossau de Artouste está en proceso de construir su propio modelo. Bien ayudado, es cierto, por la incansable locomotora que sigue siendo el pequeño tren turístico (más de 100.000 pasajeros).

De este modo, el pasado verano, además de las actividades de Mountain Kart o BTT ya existentes, inauguró una oferta complementaria de ocio en torno al Lac de Fabrèges, situado a los pies de la estación. Aquí, no hay playa “sino una forma nueva y lúdica de vivir la montaña”, le gusta recordar al director, Jean-Christophe Lalanne.

Barcos de remo, hidropedales o burbujas hinchables para probar en el lago, patinetes eléctricos para desplazarse, a la espera de una gran tirolina: en definitiva, Artouste amplía notablemente su oferta de verano. Pero sin ceder nada al enfoque virtuoso que quiere promover, ahora gestionado por el Ayuntamiento de Laruns.

También encontramos esta misma preocupación en el tema, ahora candente, del ahorro energético en el que los responsables locales han reflexionado mucho. Pero “tratando de no penalizar demasiado nuestro equilibrio presupuestario”, dijo a mediados de septiembre el alcalde, Robert Casadebaig, que también es presidente de la empresa pública.

Ahorro de hasta 80.000 €

En concreto, y teniendo en cuenta todos los tipos de energía, la aplicación del plan de eficiencia puesto en marcha podría suponer “una ganancia del 17 %, es decir, un ahorro de hasta 80.000 euros”, calcula Jean-Christophe Lalanne. En Artouste, el plan adopta varias formas, en nombre de una operación que pretende ser “razonada” con, por ejemplo, una capacidad máxima diaria de 2.500 personas en un dominio en el que está prohibida la producción de nieve artificial.

Otras medidas: la reducción a 3 metros/segundo (en lugar de 4) de la velocidad de rotación de los remontes mecánicos, o la realización de operaciones de preparación menos sistemáticas (excepto en el sector de principiantes) para ahorrar combustible. Por último, este invierno, la estación cerrará antes (excepto durante las vacaciones escolares) los días laborables, incluso en ocasiones hasta las 15:00 horas.

Etiquetas