Comarcas

DESARROLLO RURAL 

Inciden en la gestión desde el territorio para evitar los incendios forestales

La asociación esMontañas organiza una jornada sobre energía, ganadería y biomasa 

Asistentes a la jornada organizada este jueves por esMontañas.
Asistentes a la jornada organizada este jueves por esMontañas.
ESMONTAÑAS

La Asociación Española de Municipios de Montaña, esMontañas, ha celebrado este jueves la última de las jornadas en Sobrescobio (Asturias) como Capital Española de las Montañas 2022, en la que se ha puesto sobre la mesa la importancia de gestionar las montañas para evitar los grandes incendios forestales. Bajo el título “Modelos de gestión de energía, ganadería y biomasa en los pueblos de montaña”, los participantes en el encuentro han incidido en la necesidad que tiene la montaña de reinventarse en la gestión de su paisaje, desde la ganadería extensiva o su biomasa, hasta la energía que se genera y consume en estos territorios.

El presidente de esMontañas y alcalde de la localidad ribagorzana de Bonansa, Marcel Iglesias, ha recordado que el abandono del medio rural es “un problema prioritario en este momento” porque son sus habitantes los que tienen que gestionar sus montes. “La base para toda la sociedad son los que gestionan nuestros montes. Y ello implica todo lo que tiene que ver con la ganadería extensiva, trabajos forestales o energía”, ha señalado Iglesias, que ha estado acompañado por el secretario general de Reto Demográfico, Francés Boya; el alcalde de Sobrescobio, Marcelino Martínez; el responsable de medio rural de Caja Rural de Asturias, Javier Nievas; y la consejera de Presidencia del Principado de Asturias, Rita Camblor.

Rita Camblor ha hecho hincapié en que “muchas de las oportunidades de futuro de Asturias están en el medio rural”. “La zona rural no es el problema, sino parte de la solución”, ha explicado. “Es imprescindible valorar las montañas y mantener vivos sus pueblos y costumbres. Potenciar actividad económica y fomentar intercambio de experiencias, además de impulsar mejoras legislativas para estos territorios”.

El jefe del Grupo de Refuerzo de Actuaciones Forestales del cuerpo de bomberos de Cataluña, el ingeniero de Montes Marc Castellnou, ha dicho que “la esperanza para evitar los incendios no somos los bomberos, es el mundo rural. Y la seguridad del mundo urbano está en manos de ese mundo rural”. Su conferencia ha sido presentada por la secretaria General de esMontañas y síndica del valle de Arán, María Vergés, quien ha coincidido con el bombero en que “los incendios que hemos sufrido en estos años reafirman el cambio climático”. “Tenemos una necesidad imperiosa de gestionar el territorio para, entre otras cosas, poder evitarlos. Recuperar la economía local sería una de las maneras de minimizar estos problemas forestales”, ha apuntado. 

Etiquetas