Comarcas

TURISMO

La nieve atrae a más turistas en el puente de la Inmaculada

Las cifras mejoran con respecto al anterior fin de semana debido a las nevadas

La escuela de esquí de la estación de Cerler recibió este jueves a los pequeños esquiadores.
La escuela de esquí de la estación de Cerler recibió este jueves a los pequeños esquiadores.
Aramon Cerler

La nieve está siendo la principal protagonista de este macropuente de la Constitución y la Inmaculada. Las nevadas registradas en los últimos días han aumentado la presencia de turistas en las estaciones de esquí de Formigal, Cerler, Llanos del Hospital o Candanchú, registrando espesores de hasta 65 centímetros de nieve. Hoteleros y comerciantes han notado la afluencia y esperan mejorar las cifras en los próximos días.

La estación de Aramon Formigal-Panticosa, que abría sus instalaciones el pasado fin de semana con 30 kilómetros esquiables, va aumentando el número de pistas y kilómetros gracias a la nieve que en diferentes momentos del día va cayendo estos días, ayer por la tarde nevaba considerablemente.

El centro invernal trabaja para ir ampliando el suelo esquiable. Este viernes hay previstos 26 kilómetros para disfrutar del deporte blanco, todos ellos en Formigal, y se trabaja para abrir en próximas fechas la estación de Panticosa. Hay en Formigal espesores de nieve de entre 20 y 65 centímetros, e irá aumentando por la ultima nieve caída. La previsión para este viernes es abrir Formigal con 13 remontes y 26 pistas.

En cuanto a ocupación hotelera, el presidente de la Asociación Turística Valle de Tena, Jesús Pellejero, comentaba a este diario que la primera parte de este puente “ha sido floja, yo diría que decepcionante”. Y apunta que hay tres tipos de clientela, “la de hotel, la del esquiador de día y la del esquiador de apartamento. En los puentes largos la gente suele dividirse, este año se ha dicho muy tarde la apertura de la estación y eso se nota”.

En cuanto a la segunda parte del puente Jesús Pellejero dice que se observa “una ligera mejoría, pero no llegaremos al 50 por ciento de ocupación hotelera. Todos esperábamos que de aquí al domingo habría más animación, pero no hay mucha gente y me consta que ha sido generalizado con otras estaciones”.

En la recta final de este puente, las miras de los hosteleros del Alto Gállego están puestas en las fiestas de Navidad, Nochevieja y Reyes. “Del día 26 y hasta Reyes las reservas pintan muy bien. Este jueves ha nevado y dan frío para el fin de semana, y a lo mejor el próximo fin de semana se anima. Yo tengo esperanza”, afirma.

Más animado

Por su parte, la segunda parte del puente festivo se presenta mucho más animada de visitantes en toda Ribagorza y, en especial, en el Valle de Benasque gracias a la nieve. Las estaciones de esquí de Aramón Cerler y Llanos del Hospital recibieron este jueves nuevas precipitaciones que mejoran el estado de las pistas, si bien obligaron a ser prudentes al circular por las vías de acceso a medida que avanzó la jornada.

Desde la Asociación Turística y Empresarial Valle de Benasque, su presidente, José María Ciria, confirmaba que en esta segunda parte del puente festivo, la correspondiente a la Inmaculada Concepción, “sube la ocupación” hostelera en la zona. Los visitantes, que están llegando desde la noche del miércoles y tienen prevista la salida entre el sábado y el domingo, acuden principalmente para esquiar, aunque no solo.

“La apertura de la estación de Cerler ha hecho que se animaran las reservas y también ha sido importante el anuncio de próximas nevadas”, ha comentado, coincidiendo con una jornada, la de este jueves, en la que hubo nuevas precipitaciones en el Valle de Benasque que fueron de nieve por encima de los 1.800 metros, por lo que las estaciones de esquí se han visto muy beneficiadas. “También creo que la gente ha preferido esta segunda parte”, ha dicho Ciria.

En la Oficina de Turismo de Graus constataron, asimismo, el aumento de visitantes desde este jueves, principalmente, porque en Cataluña la jornada festiva para los escolares es el viernes, han considerado.

Cadenas

Las precipitaciones en Ribagorza se hicieron más intensas pasado el mediodía en una jornada nublada y algo desapacible. Afortunadamente, fueron de nieve por encima de los 1.800 metros, en Cerler y Llanos.

La estación de alpino de Aramón Cerler, mantiene sus 12 kilómetros esquiables repartidos en nueve pistas (3 verdes, 4 azules y 2 rojas) con espesores de nieve de hasta 60 centímetros. En el espacio nórdico de Llanos del Hospital, sigue habiendo 10,5 kilómetros disponibles, repartidos en sus tres pistas: Plan de Besurta (1 kilómetro), Plan de Están (8 kilómetros) y Plan del Hospital (1,5 kilómetros). Tanto en Cerler como en Llanos del Hospital, la nieve era este jueves polvo-dura, y fue necesario el uso de cadenas en los accesos a ambos centros invernales, la A-2617 y la A-139, respectivamente, a medida que fue avanzando la jornada.

A su vez, en la Jacetania, el presidente de la Asociación Turística del Valle del Aragón (ATVA), Luis Terrén, ofrece “un balance positivo” de lo que se lleva de “un puente muy largo”. “Si comparamos, otros años eran 3 o 4 días a tope y se notaba más la afluencia, la masificación y los atascos, pero esta vez la gente se lo ha dosificado de forma diferente. Son 9 días de ocupación media y también es interesante”, declaró.

Con respecto al tipo de actividad que persigue el visitante, el a su vez alcalde de Villanúa manifestó que “el plato fuerte es la nieve, aunque, cuando las condiciones no son buenas como hoy -por el jueves-, se buscan alternativas” y “por suerte hay muchas actividades en los municipios, lo que permite diversificar el ocio” en núcleos como Jaca o Canfranc.

La afluencia está siendo moderada en el 100K, el dominio conjunto de Astún y Candanchú, al que el tiempo no acompaña. “Estos días, estamos con la meteorología revuelta. Tenemos temperaturas altas y no se puede hacer nieve, así que estamos trabajando para mantener los kilómetros”, ha explicado el portavoz de Candanchú, Lucas Sáez, que cree que “el sábado habrá una bajada de temperaturas y la cota de nieve estará en 1.800 o 2.000 metros”, con lo que “se espera que en las zonas altas habrá nieve y en las bajas será lluvia”.

Según la previsión, la idea del 100K para el fin de semana es abrir 38,5 kilómetros (23,5 en Astún y 15 en Candanchú).

Etiquetas