Comarcas

INFRAESTRUCTURAS

Monflorite mejora su red de caminos para facilitar la concentración parcelaria

La adjudicación de más de medio millón de euros en estas obras beneficiará a los agricultores y usuarios cerca de Huesca

Zona de concentración parcelaria en Monflorite donde estará ubicado un camino.
Zona de concentración parcelaria en Monflorite donde estará ubicado un camino.
S. E.

El Ayuntamiento de Monflorite-Lascasas mejora su red de caminos para facilitar el proceso de concentración parcelaria en los núcleos de Monflorite y Pompenillo que se suman al de Bellestar del Flumen, perteneciente a la capital oscense. Todo ello, por un importe de 500.545 euros.

En total, la actuación supone la creación de un trazado de 5,5 kilómetros de caminos de nueva ejecución y 14,8 kilómetros de caminos existentes debido a que su estado actual exige trabajos de consolidación y colocación de una nueva capa de firme. En su conjunto, la mejora de esta red de caminos permitirá acceder a un total de 1.311 hectáreas de secano.

El alcalde Monflorite-Lascasas, Jesús Manuel López, explica que de cara a las obras para arreglar los caminos existentes y realizar otros nuevos “estaremos muy pendientes de que todo quede perfecto y gracias al mantenimiento los caminos duren muchos años”.

Se trata de caminos “que van a ser utilizados por todos los habitantes de los pueblos y también por los de Huesca”. El periodo de ejecución de los trabajos de estos caminos está contemplado a lo largo de dos fases, una primera en 2023 y una segunda para 2024.

El proyecto de concentración parcelaria también contemplaba la traída de aguas “desde el embalse de Montearagón para realizar una concentración de regadío de entre 600 y 700 hectáreas, que quedó parada al no estar instalada la tubería de traída de aguas hasta las comunidades de regantes y daría un impulso brutal a la agricultura cercana a Huesca muy grande”.

Asimismo, el proceso de concentración parcelaria en Monflorite permite a los propietarios de los terrenos optimizar la superficie “porque las hectáreas disponibles estaban repartidas en varios trozos y ahora son campos repartidos en lotes. Los trabajos son mucho más eficientes de modo que uno va a sembrar o sulfatar y va a su parcela de 20 hectáreas, en lugar de a sus 10 campos de dos hectáreas”.

Con el hecho de que se dispongan de parcelas más extensas, “el agricultor busca otros cultivos como guisantes, leguminosas, habas, colza y almendros”, enumeró el alcalde de la localidad.

Etiquetas