Comarcas

METEOROLOGÍA

Cortes de luz y problemas de tráfico por las fuertes nevadas en la provincia

Más de 800 usuarios se quedaron sin suministro eléctrico y en Ribagorza se registraron espesores desde los 1.000 metros

Auxilio de la Guardia Civil a un vehículo ayer por la tarde en la carretera A-138, en el término municipal de Bielsa.
Auxilio de la Guardia Civil a un vehículo ayer por la tarde en la carretera A-138, en el término municipal de Bielsa.
Guardia Civil

Más de 800 usuarios se quedaron ayer sin luz en Fiscal y en el valle de Chistau por las nevadas, que también ocasionaron afecciones en el tráfico en Ribagorza y Alto Gállego.

En el valle de Chistau sufrieron un corte de luz que se prolongó más de cinco horas por la caída de un pino sobre una línea de alta tensión que ocasionó problemas de suministro en Plan, Gistaín, Tella-Sin, San Juan de Plan, Serveto y Saravillo en el que estuvieron afectados 244 clientes de Plan por una avería en la línea de media tensión Bielsa-Plan debido a “la caída de un árbol sobre la línea como consecuencia de la nieve”, informó Endesa.

Tras este corte de luz empezaron a trabajar para localizar el punto del incidente, y pasadas las 19:30 horas, tras solucionarse el problema, se empezó a recuperar el suministro. En estas localidades también tuvieron problemas con la línea telefónica y estuvieron incomunicados varias horas. El alcalde de Plan, José Serveto, confirmó la incidencia y la posterior solución.

Y el primer edil de San Juan de Plan, Roberto Serrano, detalló que “poco después de las dos de la tarde ha empezado a fallar el suministro y hemos estado sin luz más de cinco horas”, en su caso para poder revisar los correos y hacer unos trámites se ha tenido que desplazar “hasta Salinas para poder acceder a internet”.

Serrano lamentó que este problema no haya sido una cosa puntual, ya que -argumentó- “el año pasado ocurrió lo mismo” y demandó “un mejor mantenimiento del tendido para evitar que se repita la situación porque siempre salimos perjudicados los vecinos”.

También hubo otra desconexión que afectó durante una hora y media a 570 clientes de Fiscal por la caída de un árbol.

Las precipitaciones registradas en Ribagorza desde la mañana de ayer, de nieve por encima de los 1.000 metros, dejaron la primera gran nevada de la temporada en poblaciones como Benasque. Otros núcleos como Cerler, Montanuy o Beranuy se fueron cubriendo de blanco a medida que avanzó la jornada. A media tarde, la nevada dificultó la circulación en cuatro carreteras de la red viaria ribagorzana.

Las grandes beneficiadas de la nieve caída ayer fueron las estaciones de esquí del valle de Benasque, Aramón Cerler y Llanos del Hospital, abiertas desde la semana pasada de forma parcial, a la espera de que se registraran nuevas precipitaciones.

Los accesos a ambos centros precisaban cadenas por la tarde. Tanto la A-139 entre los kilómetros 60 y 72, hacia Llanos del Hospital, como la A-2617 hacia Cerler, entre los kilómetros 0 y 12, debían transitarse con neumáticos de invierno o cadenas. También era obligatorio el uso de cadenas a media tarde en la N-230, en Montanuy, entre los kilómetros 133 y 144, al igual que en el valle del Isábena, en la A-1605, en Beranuy. En la zona de Col de Fadas (N-260) entre Castejón de Sos y Pont de Suert, hubo alguna retención por alguna salida de vía.

La nieve fue recibida con ilusión en Ribagorza por el sector turístico, pero también por los más pequeños que, por la tarde, ya podían hacer muñecos de nieve de gran tamaño en Benasque, donde se acumulaban unos 20 centímetros a las 17 horas. También hubo cadenas por el puerto de Portalet (A-136); la carretera del Balneario de Panticosa (A-2606) y la A-138, en Bielsa.

Etiquetas