Comarcas

OJO AVIZOR

Las estaciones de esquí son el motor socioeconómico del Pirineo

En conjunto parten de un dominio esquiable de más de 360 kilómetros en el Alto Aragón para la práctica de esquí alpino

Esquiadores en la estación de Astún.
Esquiadores en la estación de Astún.
Astún

Las estaciones de esquí son el eje y motor de actividades que favorecen el desarrollo socioeconómico en la zona norte de la provincia y sus áreas de influencia. Partiendo de un dominio esquiable de más de 360 kilómetros en el Alto Aragón para la práctica de esquí alpino, las estaciones del Grupo Aramón con Formigal-Panticosa, en el valle de Tena y la Cerler, en el valle de Benasque a las que hay que sumar las de Astún y Candanchú, en el valle del Aragón, son una absoluta referencia a nivel nacional e internacional en la práctica de los deportes de invierno. Todo ello, sumado a una buena oferta del esquí de fondo como ejemplifican los espacios nórdicos de Llanos del Hospital, que arrancó la temporada el pasado 3 de diciembre. Con las precipitaciones de nieve las últimas borrascas todo parece indicar que serán unas Navidades inolvidables para los aficionados al deporte blanco.

Aramón Formigal-Panticosa, la más amplia

Aramón Formigal-Panticosa es la estación española con mayor dominio esquiable con 182 kilómetros. Este es un gran espacio con 147 pistas en las que conviven esquiadores de todos los niveles y preferencias. Además cuenta con experiencias en la nieve y con una oferta de restauración y aprés-ski con más de 40 propuestas y espacios.

Mientras el Grupo Aramón continúa trabajando para abrir la estación de Panticosa, en Formigal este fin de semana se pone en marcha el área de Tres Hombres, con prácticamente todos sus remontes abiertos que se suman a los que ya estaban en marcha en Izas, Anayet y Portalet. Y la estación continúa ampliando kilómetros esquiables hasta los 55 que presenta ahora, con 20 remontes y 43 pistas abiertas.

Aramón estrena su programación de actividades con el Formigal SUP3R T3ST a lo largo de todo este fin de semana y la actuación de Hektor Mass en el après ski de Marchica.

El Formigal T3st F3st es el test de material de esquí más grande de España donde los esquiadores tienen la oportunidad de probar de forma gratuita la última tecnología en esquís. Esta feria de material duro reúne a más de 40 marcas en la zona de Anayet.

Mientras tanto, Aramón no escatima en esfuerzos para abrir el centro de Panticosa. Cuando este se ponga en marcha, ambas estaciones compartirán forfait y se comunicarán por un ski-bus gratuito. “Además, este año hemos ampliado el servicio de alquiler de esquís en diferentes puntos para agilizar y hacer más cómoda la recogida de material”, explican fuentes de Aramón.

En aras de buscar la máxima accesibilidad en estos centros invernales, esta temporada se han eliminado en el sector de Formigal las barreras arquitectónicas en el edificio de Sextas, la puerta de acceso para la mayoría de los esquiadores.

En cuanto a inversiones en estas estaciones del Alto Gállego, comentan desde Aramón que después “de la gran inversión en remontes que llevamos a cabo el año pasado con el estreno de Lanuza y Pico Royo conectando esta última los valles de Izas y de Anayet, que supone el mayor foco de atracción de esquiadores, este año consolidamos servicios y restauración para llevar la experiencia a otro nivel. Y sumamos propuestas de música y eventos en el iglú de Izas”.

Antonio Gericó, director general del Grupo Aramón, decía al comienzo de esta temporada que trabajan duro para abrir cuanto antes todas las estaciones del grupo que comenzaron por Formigal el pasado día 3 de diciembre. “Estamos confiados en poder ir abriendo todos nuestros centros, para ello necesitamos un poco de ayuda en las condiciones meteorológicas, en Panticosa estamos ya muy cerca de poder abrir”.  

Astún-Candanchú, 100 kilómetros de nieve

La Jacetania tiene la satisfacción de afrontar la temporada de esquí 2022-2023 con la renovación del acuerdo comercial entre Astún y Candanchú, cuyo dominio esquiable conjunto converge en el proyecto 100k, haciendo alusión a los 100 kilómetros que ofrecen las dos estaciones del valle del Aragón. Su oferta consta de 102 pistas, 14 itinerarios y 40 remontes con una capacidad de transporte de 46.000 personas por hora. Durante toda la temporada, ambos centros invernales estarán conectados por un autobús gratuito.

Candanchú -cuna del esquí en España- y su vecina Astún son dos estaciones muy complementarias, en las que el público tiene la oportunidad de practicar deportes invernales como el esquí alpino, el esquí de fondo, el biatlón o el snowboard. En este sentido, cabe destacar que el día 19 de noviembre Candanchú inauguró su nuevo circuito de rollerski.

Esquiadores en la estación de Astún.
Esquiadores en la estación de Astún.
Astún

Otra de las novedades de la presente temporada es la adquisición por parte de Candanchú de una máquina Pisten Bully 600W que moderniza el pisado de pistas, aumentando la calidad y el confort que se brindan a los esquiadores. La oferta après-ski de Astún y Candanchú tiene su centro neurálgico en la ciudad de Jaca. Su principal atractivo es la Ciudadela, que ofrece un amplio abanico de posibilidades, desde asistir a las exitosas visitas teatralizadas tituladas “La memoria de la piedra” hasta conocer a los ciervos que viven en el foso, pasando por realizar el escape room “Animalandia” o contemplar un gran belén que acogió el acto inaugural de la Ruta del Belén de Aragón.

Entre los espacios de visita obligada para los amantes del turismo cultural y patrimonial también sobresale la Catedral de Jaca, uno de los primeros hitos del románico en España. En su interior se ubica el Museo Diocesano, visitado por los Reyes en varias ocasiones.

El pabellón de hielo -con sus sesiones de patinaje y sus partidos de hockey- es otro de los alicientes, junto a la oferta gastronómica capitaneada por las migas, el ternasco o la olla jacetana.

Por otro lado, los visitantes del valle del Aragón tienen a tiro la emblemática Estación Internacional de Canfranc y la misteriosa Cueva de las Güixas de Villanúa, así como la posibilidad de vivir una inmersión completa en un pueblo de montaña, alojándose en una casa de turismo rural en Aísa o Borau. Fuera del valle, aunque a corta distancia, se levanta el monasterio de San Juan de la Peña, donde reposan los restos de los tres primeros reyes de Aragón. Los amantes de la historia también podrán recorrer el Camino de Santiago, que vertebra la Jacetania desde el puerto del Somport hasta la frontera con Navarra. 

Cerler y Llanos mejoran su estado con las nevadas

Las estaciones de esquí del valle de Benasque ofrecen muy buenas condiciones de nieve tras las precipitaciones de esta semana, intensas en esta zona más oriental del Pirineo Aragonés.

Mientras se trabaja para minimizar los efectos de una meteorología variable en cuanto a temperaturas, sobre todo, Aramón Cerler, amplía hasta 25 kilómetros el dominio esquiable y ofrece todo el desnivel de la estación. El espacio nórdico de Llanos del Hospital, por su parte, sigue siendo la única estación de fondo abierta en la provincia con un recorrido continuo de 10,5 kilómetros repartidos en sus tres sectores.

Esquiadores en la estación ribagorzana de Aramón Cerler, esta temporada.
Esquiadores en la estación ribagorzana de Aramón Cerler, esta temporada.
Grupo Aramón

La estación de alpino del valle de Benasque, donde comenzó la temporada el pasado día 6 de diciembre con una apertura parcial de las instalaciones, trabaja intensamente para ampliar el dominio esquiable que se ha duplicado en esta última semana gracias a las nuevas precipitaciones registradas en la zona. Cerler abría este sábado 25 kilómetros esquiables, repartidos en 21 pistas (5 verdes, 7 azules, 6 rojas y 3 negras) y a las que se accede a través de 11 remontes (6 telesillas, 1 telesquí y 4 cintas). Cabe resaltar la apertura, el pasado viernes, de los telesillas Sarrau y Gallinero, a 2.630 metros de altitud, lo que permite acceder a todo el desnivel de la estación, particularmente alpina. Cerler ofrece un aspecto imponente con espesores de nieve que van desde los 30 hasta los 70 centímetros de nieve ya que se está reforzando la innivación con los cañones de nieve.

Llanos del Hospital está operativa desde el 3 de diciembre y es la única estación de fondo del Pirineo aragonés que ha iniciado la temporada invernal. El director de la estación, Mario García, aludía al trabajo que requiere mantener la estación con esos 10,5 kilómetros esquiables, repartidos en los tres sectores de Llanos: Plan de Besurta (1 kilómetro), Plan de Están (8 kilómetros) y Plan del Hospital (1,5 kilómetros). “La base está hecha desde el principio de temporada y vamos adaptándonos a la temperatura tan cambiante que estamos teniendo. Vamos trabajando en función del tiempo tan variable que tenemos, sobre todo en cuanto a temperaturas, pero hemos conseguido tener todo el recorrido continuo”, detalló García.

Las oscilaciones termométricas están dificultando las labores. “La tendencia es ‘un sube y baja’, nieva, sube la temperatura y llueve algo y a la inversa, pero los 20 centímetros de esta semana y la base que tenemos nos permiten mantener el circuito en buenas condiciones”, aludió el director de Llanos del Hospital. Los espesores de nieve en el espacio nórdico del valle de Benasque oscilan entre los 20 y los 40 centímetros.  

Etiquetas