Comarcas

explotaciones agrícolas

Asaja y Uaga valoran que se quite la prohibición de quemar la poda

Las organizaciones agrarias se muestran satisfechas con la modificación acordada en el Congreso de los Diputados el jueves pasado 

Quema de restos de poda.
Quema de restos de poda.
DGA

Las organizaciones agrarias de Asaja y Uaga han mostrado su satisfacción por la reciente modificación de la Ley de Residuos en el Congreso de los Diputados para volver a permitir la quema de restos de poda en las pequeñas explotaciones agrícolas.

Así lo ha indicado este domingo en declaraciones a este periódico, el presidente de Asaja Huesca, José Fernando Luna, quien ha indicado: “Todo lo que nos facilite el trabajo, es bienvenido. Pero, para quitarlo, “¿por qué lo ponen?”.

También ha mostrado su reacción a este anuncio el secretario general de Uaga Aragón, Jose María Alcubierre, quien ha recordado que “Uaga está desde lo comunitario a el día a día de nuestros pueblos y trabajamos y trabajaremos para dar solución a las personas que viven de la agricultura profesional. Pero también para las personas que los pueblan y conforman el mundo rural, como nuestros jubilados con sus huertos que tienen un problema con sus residuos (una mera anécdota) a los que hay que darles una solución razonada y racional”.

También se ha mostrado satisfecho por la reciente modificación de la Ley de Residuos el director general de Gestión Forestal del Gobierno de Aragón, Diego Bayona, para volver a permitir la quema de restos de poda en las pequeñas explotaciones agrícolas.

Según ha explicado en un comunicado de prensa, “tanto en mi papel de director general de Gestión Forestal como por mi experiencia en una explotación agraria familiar, veía con gran preocupación el artículo 27.3 de la Ley estatal de Residuos”. Este marco legal derogado el jueves pasado en el Congreso de los Diputados “impedía con carácter general la quema de residuos vegetales generados en el entorno agrario o silvícola” y tan solo la permitía con carácter excepcional, siempre y cuando contasen con la correspondiente autorización individualizada que permitiera dicha quema, por razones de carácter fitosanitario que no sea posible abordar con otro tipo de tratamiento”.

Bayona siempre ha defendido la buena praxis de los agricultores. “Son los primeros interesados en que sus campos permanezcan limpios para prevenir incendios. Son cuidadosos con su entorno y las quemas siempre se realizan con las garantías de los servicios técnicos del Gobierno de Aragón”, ha asegurado.

En ese sentido, ha recordado que esta medida “suponía un gran perjuicio económico para las pequeñas explotaciones”, por lo que ha mostrado su satisfacción porque se haya podido subsanar mediante la enmienda realizada a través de la Ley de Gestión de la Política Agraria Común (PAC)”.

Una decisión en la que, a su juicio, también ha influido muy positivamente “la gran labor realizada por los sindicatos agrarios, que han sabido trasladar la problemática que generaba esta Ley en el territorio”, ha concluido Diego Bayona.  

Etiquetas