Comarcas

EL Mitma destina 450.000 euros para estabilizar taludes entre los km 113 y 115 de la carretera N-230

Las obras servirán para reparar los daños ocasionados por la borrasca Efraín

Una máquina saena la ladera del desprendimiento sobre la N-230 en Sopeira.
Una máquina saena la ladera del desprendimiento sobre la N-230 en Sopeira.
S.E.

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) ha previsto destinar unos 450.000 euros en las obras de restablecimiento de la circulación, sostenimiento y estabilización en taludes del entorno del kilómetro (km) 114,550 de la carretera N-230, en el término municipal de Sopeira, ocasionados el pasado día 13 de diciembre por la borrasca Efraín.

Para ello, se ha ordenado la correspondiente declaración de emergencia que da cobertura a las actuaciones de reconstrucción y reparación de las carretas estatales afectadas por las fuertes precipitaciones, al amparo de lo establecido en el artículo 120 de la Ley 9/2017, de 8 de noviembre, de Contratos del Sector Público.

El pasado martes 13 de diciembre, y tras un episodio de fuertes precipitaciones, se produjo un desprendimiento relevante a la altura del km 114,550 de la carretera N-230, en una zona de recorrido sinuoso junto al embalse de Escales. Como consecuencia del mismo, la calzada quedó completamente cortada al tráfico.

Desde ese día, se instaló la circulación de manera alternativa con regulación semafórica y limitación de velocidad de 40 km/h, comenzándose a analizar el talud en toda su extensión, incluyendo visitas a obra de especialistas en geología y de sostenimiento de taludes y vuelo con dron para la captación de imágenes en altura.

El miércoles 14 y el jueves 15 se siguió trabajando de manera intensa en el saneo del talud, con importantes medios auxiliares. Estos trabajos incluyeron la utilización de cojines neumáticos para terminar de despegar ciertas partes rocosas cuya estabilidad estaba comprometida.

El mismo miércoles 14 se produjo otro desprendimiento de menores dimensiones en el km 115,225. Las rocas rompieron la malla de triple torsión en su caída y alcanzaron nuevamente la carretera, sin mayores daños.

Una vez analizadas las problemáticas de detalle existentes, se proponen una serie de actuaciones en distintos puntos de la N-230 a lo largo de 2 km, entre los km 113+400 y 115+400. Estas consisten en: saneo de bloques inestables, disposición o renovación, en su caso, de malla de triple torsión y red de cable sujetada por bulones, disposición de pantalla dinámica a media altura de talud para retener bloques inestables en la zona superior, reposición del firme, señalización, balizamiento y limpieza.

Etiquetas