Comarcas

MEDIOAMBIENTE

En marcha los decretos de protección para salvar aves

La DGA inicia un proceso consultivo en un plan que engloba cuatro especies en peligro

Ganga hembra, una de las especies que se encuentran en peligro y que entran dentro del plan.
Ganga hembra, una de las especies que se encuentran en peligro y que entran dentro del plan.
D.G.A.

La Dirección General de Medio Natural del Gobierno de Aragón ha puesto en marcha un proceso de consultas previas para elaborar los Decretos que permitirán la protección de especies de aves esteparias. La primera normativa, se trata de un plan conjunto que engloba a cuatro especies de similares características y que, por lo tanto, con medidas a adoptar similares.

Estas cuatro especies son el sisón común (Tetrax tetrax), la ganga común (Pterocles alchata), la ganga ortega (Pterocles orientalis) y la avutarda común (Otis tarda). El otro plan afecta a la alondra ricotí (Chersophilus duponti).

Esta es una ampliación de la salvaguardia de las aves esteparias que, para el director general de Medio Natural, Diego Bayona, es “la histórica remontada en planificación medioambiental que se está consiguiendo en esta legislatura”.

Bayona destacó que en tan sólo cuatro años, se ha avanzado todo lo que llevaba más de una década pendiente. “La aprobación de los Planes de Red Natura 2000, el Plan Forestal de Aragón, el Inventario de Tendidos Peligrosos para las Aves, el Catálogo de Especies Amenazadas… y, ahora, nos disponemos a cerrar la legislatura protegiendo a las aves esteparias de nuestro territorio. Una labor que esperamos que repercuta en que Aragón mantenga sus recursos y sus valores endógenos para una población que necesita perspectivas de futuro”, detalló.

El objetivo básico de ambos planes de recuperación es adoptar adecuadas acciones de conservación para conseguir detener e invertir el actual proceso de regresión de las especies citadas y garantizar su persistencia a largo plazo.

Mayor declive

Las aves asociadas a agroecosistemas y, de forma genérica, las especies de aves esteparias, se encuentran entre los grupos que vienen mostrando, según la tendencia de los últimos años, un mayor declive.

Así, por ejemplo, las poblaciones aragonesas de rocín (Chersophilus duponti) muestran signos de regresión en un porcentaje significativo de los núcleos (50 %). Esta tendencia determina su situación de vulnerabilidad. Este hecho es de especial relevancia por la responsabilidad de Aragón en la conservación de esta especie, si se considera que la población aragonesa supone en torno al 50 % de la población española y europea.

La tendencia en el resto de especies esteparias ha sido también muy negativa, especialmente en el caso del sisón. Precisamente, el objetivo de esta nueva normativa es revertir esta situación, que amenaza la conservación a corto plazo de estas especies. 

Etiquetas