Comarcas

temporada de esquí

El frío permite la producción de nieve en las estaciones de esquí

El descenso térmico de las últimas horas mejora las condiciones actuales de los centros invernales de la provincia

La estación de Candanchú se puso a fabricar nieve en su parte baja.
La estación de Candanchú se puso a fabricar nieve en su parte baja.
Kiosko Pista Grande.

Las estaciones de esquí altoaragonesas volvieron a poner en marcha los sistemas de producción de nieve en la noche del martes al miércoles pasado gracias a las heladas registradas de madrugada. Esta variación térmica supone un cambio tras las altas temperaturas de final de diciembre, un descenso del mercurio que permite mejorar las condiciones de los centros invernales de cara a las precipitaciones de nieve que se prevén este domingo 8 de enero.

En la Jacetania, las estaciones de Candanchú y Astún, que conforman el dominio 100k, decidieron emplear los cañones de innivación artificial para sacar partido a la reciente bajada de temperaturas, a la que puede suceder una pequeña nevada durante el fin de semana próximo.

“Hemos aprovechado para hacer nieve, creando un pequeño manto, de cara al día 8 -el domingo-, para el que hay previsiones de nieve y calculamos que pueden caer de 20 a 30 centímetros”, explicó el responsable de comunicación de Candanchú, Lucas Sáez, agregando que “la voluntad” del centro invernal “es mejorar el estado de las pistas y ampliar el dominio esquiable” en la recta final de la campaña de Navidad, después de la que se esperan varias semanas de transición “con menos afluencia de gente”.

Ambiente en la zona de Colladeta, ayer en Aramón Cerler.
Ambiente en la zona de Colladeta, ayer en Aramón Cerler.
Aramón Cerler.

Durante los últimos días, Candanchú y Astún vienen abriendo unos 25 kilómetros, la cuarta parte del dominio conjunto 100k, con espesores que apenas oscilan entre los 10 y 40 centímetros.

En la estación de Formigal también se aprovecha el descenso de temperaturas para producir nieve, aunque en esta zona la noche pasada no hizo tanto frío como en el centro invernal de la Ribagorza. Mientras, se espera que lleguen las tan deseadas precipitaciones de nieve que se auguran para los próximos días.

La bajada de temperaturas de las últimas horas se ha utilizado en la estación de Aramón Cerler para poner en funcionamiento los cañones “y mejorar la nieve”, comentan desde el Grupo Aramón.

El frío de estas dos últimas jornadas está permitiendo recuperarse a la estación de nórdico de Llanos del Hospital de “la situación crítica” vivida tras las precipitaciones de agua de principios de esta semana, que se sumaron a las altas temperaturas”. Así lo explicó su director, Mario García, quien comentó que el frío y las buenas previsiones permiten “recuperar la ilusión”.

En cualquier caso, el acusado descenso térmico, que alcanzó los cuatro grados negativos en la noche del martes al miércoles, permitió que la estación haya mejorado su imagen. “Hemos podido trabajar la nieve y recuperar la pista”, agregó. Aunque el dominio esquiable se ha reducido a 6 kilómetros, todos en el plan de Están, las condiciones vuelven a ser buenas y las perspectivas son alentadoras. “Esperamos nieve el domingo, pero de momento, lo importante es que siga haciendo frío para mantener e ir ganando en calidad”.

Salvo este bache de las últimas jornadas, la estación de Llanos del Hospital ha presentado un estado excelente desde su apertura a principios de diciembre y durante las fiestas navideñas. “Ha habido mucha gente y se ha podido esquiar bien”, recordó García.

Nieve, a partir del domingo

El delegado territorial de la Aemet en Aragón, Rafael Requena, anunció que el Pirineo oscense recibirá precipitaciones de nieve el próximo domingo 8 de enero y situó la cota en los 1.500 metros de altitud.

“Se espera que el próximo frente entre por Galicia, que podría llegar al Pirineo oscense quizá a última hora del sábado y sobre todo el domingo 8 de enero”, explicó el responsable de la Aemet en Aragón.

Requena estimó que para este domingo la cota oscilará entre los 1.400 y 1.500 metros, y en su opinión, “se sitúa en valores normales” por estas fechas del año.

Según indicó, “la situación meteorológica está un poco más normalizada sin estar en los valores del frío habituales” aunque sí que insistió en que el domingo “se podrían empezar a recuperar un poco las condiciones habituales” para esta época del año. Con la situación actual, “las temperaturas son lo suficientemente bajas como para que la precipitación sea en forma de nieve a partir del domingo y da la impresión de que el lunes podrían registrarse algunas precipitaciones de nieve en menor cantidad”.

Etiquetas