Comarcas

la hoya

100.000 personas visitaron el Castillo de Loarre durante 2022

El último año ha dejado unos registros muy similares a los vistos antes de la pandemia, siendo todo un éxito

Castillo de Loarre
Castillo de Loarre
S.E.

El Castillo de Loarre ha cerrado el año 2022 con unos datos más que positivos e ilusionantes. Concretamente, ha retomado el ritmo de antes de la pandemia tras registrar algo más de 100.000 visitantes. Unos números que indican cierta estabilización después de unos años en los que la afluencia bajo de forma contundente debido a las restricciones.

“Se puede decir que hemos retomado lo vivido el curso de antes de la pandemia”, explica Roberto Orós, alcalde de Loarre y guía de las visitas. Y es que “tuvimos un 2020 nefasto, un 2021 con un verano muy bueno pero con una temporada a picos y en 2022 hemos recuperado la dinámica del curso 18/19”, añade.

En este último periodo de fiestas navideñas, Orós destaca también que han atendido "en torno a 3.500 personas, similar al año pasado”, teniendo en cuenta que posiblemente sea la época más floja durante el año y considerando que “son fechas relativamente buenas, con días muy cortos pero aprovechadas por muchas familias que han venido al castillo”. En líneas generales, “la gente disfruta del castillo, del senderismo por el entorno y de la bicicleta”.

Historia, calidad monumental y trayectoria

Por otro lado, el Castillo de Loarre no es un elemento cualquiera. Que tenga dicho atractivo turístico tiene mucho que ver con tres pilares fundamentales, según el alcalde de Loarre: “El castillo tiene historia, calidad monumental y trayectoria”. Para ello, la labor que hacen desde dentro ha sido imprescindible para la puesta en escena y valor de dicho monumento, al igual que del territorio. Orós no esconde que llevan ya "22 años trabajando en la dinamización turística del castillo, prestando servicio todos los días con visitas guiadas, actividades para familias y colegios”.

No es lo único, puesto que existe un constante trabajo con colectivos nacionales e internacionales “que focalizan sus tours teniendo en cuenta al Castillo de Loarre”. Todo ello ha permitido que “ahora dé sus frutos en cuanto a nivel de visitas y posicionamiento”. De esta forma, destaca que “es positivo para nosotros, para Loarre y para todo el Alto Aragón, porque todo ese público acaba repartiéndose por el territorio y beneficia a terceros”.

La entrada al castillo incluye además una visita a la Colegiata de Bolea y a la Iglesia de San Esteban de Loarre, “por lo que así atamos a mucho público a que pasen todo el día por aquí y hacemos territorio”. Todo ello a través de visitas históricas y descriptivas del castillo aptas para todas las edades y actividades dirigidas a familias , audioguías, etcétera. En líneas generales, “buscamos ofrecer opciones para que cualquiera se acerque a Loarre vea que es un valor seguro”.

Otro de los valores que ha ayudado a que el castillo se posicione turísticamente son los rodajes cinematográficos. Por ejemplo, desde este lunes 9 de enero y durante las próximas siete semanas las visitas guiadas estarán limitadas a los fines de semana por ello, puesto que comenzará el rodaje de la película La Abadesa, ambientada gran parte en dicho monumento.

Así, tanto Roberto Orós como el resto de encargados de promover Loarre y sus alrededores esperan que el 2023 sea un año en el que “podamos seguir al mismo ritmo, mejorando en la medida de lo posible para llegar a los 110.000 visitantes que conseguimos en 2019”. En definitiva, “esperamos también que, en cuanto a la gestión cultural, nos den confianza para apostar por productos, servicios e infraestructuras mejores que motiven a la gente a volver al castillo”, concluye el alcalde de Loarre.

Etiquetas