Comarcas

PROTECCIÓN CIVIL Y EMERGENCIAS

Activada la fase de alerta del Plan Territorial de Protección Civil de Aragón por la borrasca Fien

Aviso nivel naranja por nevadas en el Pirineo para este lunes entre las 03:00 y la media noche y amarillo para el centro de Huesca hasta las 18 horas 

Consejos de autoprotección ante ola de frío.
Consejos de autoprotección ante ola de frío.
Gobierno de Aragón

El Gobierno de Aragón ha activado la fase de alerta del Plan Territorial de Protección Civil de Aragón (Platear) debido a la situación de riesgo previsto por la borrasca Fien en la comunidad autónoma de Aragón, especialmente en la zona del Pirineo Oscense, y su posible evolución.

La activación del Platear en fase de alerta se identifica con la existencia de informaciones procedentes de servicios de previsión y alerta o de los servicios ordinarios de intervención que, por evolución desfavorable, pudieran ser generadoras de una emergencia en la que hay que aplicar medidas de protección civil. 

La Dirección General de Justicia e Interior informa de que la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha emitido varios avisos.

Aviso nivel naranja por nevadas en el Pirineo oscense para el día 16 entre las 03:00 y las 24:00 horas.

Aviso nivel amarillo por nevadas en el centro de Huesca y Cinco Villas para el día 16 entre las 03:00 y las 18:00 horas.

Aviso nivel amarillo por vientos en la Ibérica zaragozana y la provincia de Teruel para el día16 entre las 08:00 y las 24:00 h.

Protección Civil ha alertado a los Ayuntamientos, Comarcas, grupos operativos, voluntarios de Protección Civil, refugios de montaña e instalaciones turísticas para que extremen las precauciones ante la acumulación de nieve y ha hecho llegar a los municipios los siguientes consejos básicos de autoprotección:

Durante la nevada

Preste atención a los medios de comunicación para obtener información de AEMET o de Protección Civil.

Lleve ropa y calzado adecuado para las bajas temperaturas. Las manoplas son preferibles a los guantes, ya que reducen la zona expuesta al frío al conservar el calor entre los dedos.

Evite prendas ajustadas para que el aire circule entre la piel y la ropa actuando como aislante. Póngase una sobre otra, varias prendas de ropa ligera y cálida mejor que una sola de un único tejido.

Protéjase el rostro y la cabeza y evite la entrada de aire frío en los pulmones.

No realice ejercicios físicos excesivos puesto que el frío no es bueno para la circulación sanguínea.

Desconecte todos los aparatos eléctricos que no sean necesarios. Tenga a mano velas, linternas y pilas.

Tenga en cuenta que las bajas temperaturas afectan al rendimiento de la batería de teléfonos móviles. Procure llevar su móvil en bolsillos interiores, menos expuestos al frío.

Para la familia

Tenga una reserva de la medicación que requiera regularmente algún miembro de la familia.

Siga una dieta rica en nutrientes (hígado, huevos, cereales, quesos curados y vitamina C). Tomar bebidas alcohólicas es perjudicial, ya que favorece la pérdida de calor corporal.

Los niños deben estar alejados de estufas y braseros.

Para las personas de edad avanzada y enfermos de corazón no es conveniente salir a la calle porque el frío ejerce sobre el corazón una tensión extra y existe el riesgo de sufrir un ataque cardíaco.

Para su casa

Revise los tejados y bajadas de agua, los cierres de las ventanas y las puertas en contacto con el exterior.

Desconecte todos los aparatos eléctricos que no sean necesarios.

Revise sus sistemas de calefacción para que estén en perfectas condiciones de uso. Procure que las estufas de carbón, eléctricas y de gas estén alejadas de visillos y cortinas.

Evite la intoxicación producida por braseros de carbón picón o estufas de leña, carbón o gas en lugares cerrados sin renovación de aire.

Mantenga un grifo ligeramente abierto a fin de evitar la rotura por congelación de las tuberías.

Debe tener en casa: velas, linternas con pilas de repuesto, estufa y cocina de camping. En las zonas que puedan quedar aisladas, disponga de una razonable reserva de alimentos y un botiquín de primeros auxilios con las medicinas que habitualmente utilicen los miembros de su familia.

Si tiene que desplazarse

Evite el viaje en coche siempre que no sea imprescindible. Utilice si es posible el transporte público.

Si el viaje es inevitable, procure no viajar solo y revise su coche a fondo antes de salir: frenos, neumáticos, sistema de alumbrado, líquido anticongelante, bujías...Evite conducir de noche: los peligros son más difíciles de detectar.

Infórmese de la situación meteorológica y del estado de las carreteras en la zona a la que se dirige. Evite conducir de noche, los peligros son más difíciles de detectar.

Antes de salir, infórmese de dónde se encuentran los lugares de refugio en la ruta que piense seguir (albergues, hoteles).Lleve en su coche cadenas, radio, pala, cuerda, una linterna, un teléfono móvil con su cargador y ropa de abrigo. También algún alimento rico en calorías (chocolate, frutos secos...)Lleve el depósito de gasolina lleno, repostando cada 100 kilómetros aproximadamente.

Al volante

Si el temporal le sorprende dentro del coche debe permanecer dentro de él. Si lo mantiene en marcha con la calefacción puesta, deje una ventanilla entreabierta para renovar el aire y evite quedarse dormido. Deje un pañuelo colgado de la antena para llamar la atención.

Mantenga limpio de nieve y desbloqueado el tubo de escape para evitar que los humos entren al coche.

Si hay nieve dura o hielo, ponga las cadenas y conduzca con marchas cortas y sin cambiar bruscamente de dirección.

No pise el freno al rodar sobre un tramo helado, es preferible que el coche cruce el tramo por sí mismo.

La radio le facilitará la información sobre la evolución de la situación meteorológica.

Etiquetas