Comarcas

cinca medio

Monzón viaja al Medievo para recordar a Jaime I y a Mont-rodón

El consejero Blasco avanza el apoyo de la DGA a que sea fiesta de Interés Nacional

El alcalde de Monzón y el consejero de Turismo, ataviados para la ocasión.
El alcalde de Monzón y el consejero de Turismo, ataviados para la ocasión.
Ayto. de Monzón

Medio centenar de asociaciones, entidades, encomiendas, comparsas y recreadores de Monzón y de seis comunidades autónomas, además de la ciudad hermanada de Muret, convierten este fin de semana a la capital mediocinqueña en un escenario medieval para la celebración del XXII Homenaje Templario a Jaime I y Guillem de Mont-rodón.

Una fiesta declarada de Interés Turístico de Aragón en 2015, y que ahora busca ser de Interés Turístico Nacional, con el apoyo explícito que ayer le brindó el Gobierno de Aragón de la mano del consejero de Turismo y Medio Ambiente, Manuel Blasco, en representación del presidente Jorge Azcón. El consejero expresó este respaldo “con el convencimiento de que Monzón se lo merece por cómo se viene trabajando desde hace años”, al tiempo que invitó a que se una a la ciudades europeas con recreaciones “ya que eso mueve también la economía”.

El alcalde, Isaac Claver, aseguró que Monzón es una ciudad “orgullosa de su historia en la que juntos, con asociaciones y colectivos, trabajamos para hacer más grande este homenaje año tras año. Nuestra ilusión es que la fiesta se declare de Interés Turístico Nacional puesto que nuestra gente y nuestra ciudad se lo merecen”. Destacó que este evento genera “dinamismo y actividad” y, sobre todo, “una unidad y fortaleza que nos hace mirar al futuro con optimismo”.

La jornada de ayer arrancó con la inauguración del Mercado Medieval, un pasacalles medieval, la escena Bandos y Caballeros con el pregón del concejo, el desfile templario hasta La Azucarera donde se recrearon combates y reverencias al rey para concluir la mañana con la puesta de una corona de laurel por el alcalde, el consejero, Jaime I, su primo Ramón de Berenguer y Guillem de Mont-rodón a la estatua del niño-rey, que dio paso al acto institucional.

En este acto se interpretó el himno a Guillem de Mont-rodón y se hizo entrega de un obsequio a los 17 grupos que han llegado de fuera de Monzón y a los de la propia ciudad. Trotamundos leyó el testamento de la madre de Jaime I.

La programación continúa hoy domingo con el mercado, pasacalles y un torneo medieval, talleres, escenas teatrales y la entrega del Premio “Mont-rodón del año”.

Con este evento de recreación histórica se conmemora la llegada y estancia en Monzón, siendo niño, del rey Jaime I el Conquistador y su tutela por la Orden del Temple entre los años 1214 y 1217. Se honra también la figura de su maestro, el comendador de la Orden, Guillem de Mont-rodón.