Comarcas
Por
  • Nicolas Rebière. Redactor jefe La Republique des Pyrénées y L’Eclair des Pyrénées.

Con antojo de verano

Imágenes de principios de junio, tomadas en la fiesta de la trashumancia de Lourdios-Ichère, que marcaba el inicio de la temporada migratoria estival y resultó, un año más, un gran éxito de asistencia.
Fiesta de la trashumancia de Lourdios-Ichère.
ASCENCION TORRENT

ALGUNA VEZ hemos necesitado tanto el verano? Desde el pasado lunes, tras las sorprendentes y angustiosas elecciones legislativas, Francia mira hacia el sur, hacia el verano. Si a esto añadimos un mes de junio lluvioso y más frío de lo habitual, a más de un francés le han entrado ganas de irse a otra parte. Queda por saber cómo se gobernará el país...

En Béarn, en particular, soñamos con playas oceánicas, tapas y, por qué no, refrescantes excursiones por los Pirineos. Por eso, por tercer año consecutivo, la redacción de Pyrénées Presse se ha asociado con nuestros colegas aragoneses de DIARIO DEL ALTOARAGÓN y de Heraldo de Aragón para descubrir todos los secretos de un verano en los Pirineos a ambos lados de la frontera. Los que acostumbran a emigrar entre Béarn y Aragón saben lo llamativos que pueden ser los contrastes entre ambos países, a pesar de ser vecinos.

¿Cuántos de ustedes han disfrutado el regreso a la Sierra de Guara, dejando atrás el azul celeste para encontrar el gris y verde de las montañas bearnesas, a veces, incluso empapadas de aguanieve estival? Y, sin embargo, es imprescindible subrayar que el tiempo puede ser muy bueno en los Pirineos bearneses. Prueba de ello es la creciente oferta de actividades estivales para visitantes cansados de aglomeraciones en las playas, que buscan espacios amplios y emociones fuertes.

Esta nueva colaboración transfronteriza es también una oportunidad para recordar lo esencial que es el verano para el pastoreo ancestral que perdura en Béarn y en el País Vasco, donde los pastos de montaña proporcionan quesos de ensueño a los gourmets de ambos lados de la frontera. También es un recordatorio de hasta qué punto una de las mayores carreras del mundo, el Tour de Francia, ha forjado su leyenda en puertos como el Aubisque, el Tourmalet y el Soulor.

Esperamos que estas páginas abran el apetito de vacaciones en los Pirineos a más de un lector, sea cual sea el lado de la montaña que elija.