Comarcas

un verano en los pirineos

De la tirolina más rápida al columpio sobre el acantilado

La oferta turística de la provincia es tan inmensa como la riqueza de su patrimonio natural

El columpio de Hoz de Jaca es uno de los grandes atractivos turísticos de la provincia de Huesca.
El columpio de Hoz de Jaca es uno de los grandes atractivos turísticos de la provincia de Huesca.
Tirolina Valle de Tena

Lanzarse en la tirolina más rápida del mundo, columpiarse sobre un acantilado a 150 metros de altura, descender el último río virgen del Pirineo aragonés o subir cualquiera de sus impresionantes picos para disfrutar de una panorámica única del territorio.

La oferta turística de la provincia de Huesca es tan inmensa como la riqueza de su patrimonio natural, y así lo reconocieron en la gala de los premios World Travel Awards de 2023, considerados los Oscar del turismo mundial, donde se distinguió al Alto Aragón como mejor destino de aventura de Europa y el segundo del mundo.

“En una provincia como la nuestra, en la que la naturaleza nos hace destacar sobre otros lugares, el papel de las empresas y profesionales que trabajan en el sector del turismo, el ocio y la aventura ha sido y está siendo clave”, resalta Fernando Blasco, director gerente de TuHuesca.

De la mano de estos profesionales, el territorio ofrece un amplio abanico de actividades, desde las más extremas, como el columpio de Hoz de Jaca, a 1.280 metros de altitud, sobre el embalse de Búbal, o la tirolina Ordesa Pirineos en Fiscal que ostenta el récord de velocidad mundial con 189 kilómetros por hora, hasta las propuestas más familiares, como puede ser disfrutar de una bajada en canoa, balsa o kayac por los ríos del Pirineo y del Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara.

Con más de 200 barrancos, Huesca es un paraíso para los amantes de las aguas bravas, como lo es también para los apasionados de las dos ruedas, no en vano, la provincia se certificó como uno de los primeros destino del mundo en aplicar el sistema de calidad “bikefriendly”, creando una red de servicios de alta calidad para satisfacer las necesidades de los cicloturistas.

“En montaña, en carretera o en circuitos ‘pump track’, la provincia es cicloturismo en todas sus vertientes y modalidades”, afirma Blasco, al tiempo que pone en valor el poder desestacionalizador de la bicicleta y los cientos de rutas que trenzan el Alto Aragón, de norte sur y de este a oeste, para el disfrute de los deportistas.

Aventura

Sin duda, el turismo de aventura es “una carta de presentación fantástica para la promoción nacional e internacional del territorio”, reconoce, pero, más allá de la visibilidad que ofrece, una de las cuestiones más importantes es su sostenibilidad, destaca.

“Trabajamos en una promoción sostenible de unas actividades que facilitan el emprendimiento en el medio rural, en localidades de pocos habitantes y que llega incluso a generar nuevos pobladores. Es un modelo sostenible con el que se preserva la naturaleza”, recalca. La labor desarrollada por la marca de promoción turística de la Diputación Provincial de Huesca, “Huesca La Magia” le valió el reconocimiento de los World Travel Awards, donde la propuesta altoaragonesa se impuso a las otras 12 nominadas como mejor destino de turismo de aventura superando, por ejemplo, a Islas Azores, que había ganado este premio en las tres últimas ediciones, y a países como Islandia, Austria o Italia.

El director gerente de TuHuesca, Fernando Blasco, reconoce que el galardón “ha convertido el turismo de aventura en una punta de lanza en la promoción de la provincia”, y avanza que ya están trabajando en la candidatura que presentarán en la próxima edición.

Pero, Huesca no solo es turismo de aventura, también es gastronomía, es refugio para desconectar y es patrimonio cultural, entre otras muchas cosas. “El territorio ofrece todo tipo de atractivos turísticos para poder segmentarlos en función de los intereses de las distintas personas que nos visitan”, señala Blasco.

Como ejemplo cita el Mice Rural, uno de los últimos proyectos impulsados por la Diputación Provincial de Huesca (DPH) para fomentar la desestacionalización turística, que consiste en ofrecer a las empresas espacios para reuniones, incentivos, congresos y eventos en el medio rural, aprovechando los paisajes, la tranquilidad y las infraestructuras disponibles en estas áreas.

Gastronomía, patrimonio y mucho más

Otra de las apuestas más potentes de la marca de promoción turística de la DPH es la gastronomía. Con cuatro restaurantes con estrella Michelin en el territorio, chefs tan punteros como Iris Jordán o Toño Rodríguez, que es el director Técnico de la Selección Española de Cocina, y experiencias tan especiales como la que ofrecen Ana Acín y Eduardo Salanova en su vagón de tren de Canfranc Express, la provincia es un destino gastronómico de primer nivel por méritos propios, destaca el director gerente de TuHuesca.

A la riqueza de la cocina y la excepcionalidad de los productos agroalimentarios de la tierra, hay que sumar el inconmensurable valor del patrimonio cultural del Alto Aragón, con ejemplos tan notables como la iglesia de San Pedro el Viejo en Huesca, la catedral de Roda de Isábena, el castillo de Loarre o el Monasterio de San Juan de la Peña, entre otras joyas arquitectónicas. Para proteger y consolidar este legado, Blasco recuerda que la Diputación ha puesto en marcha recientemente un convenio pionero que va a permitir la inversión de más de 780.000 euros en obras en iglesias y ermitas de toda la provincia

Respecto a los proyectos que enfrentan a corto plazo, habla de celebrar un encuentro de referencia nacional para debatir sobre la sostenibilidad y la estrategia más idónea a seguir en los próximos años, así como eventos y viajes con touroperadores, influencers y prescriptores turísticos para consolidar la apuesta. “La mejor manera de que hablen de nuestro territorio es que disfruten de nuestras actividades”.