Comarcas

'OPERACIÓN LISTEIA'

La Guardia Civil detiene a 7 personas como presuntos autores de 43 delitos de robo con fuerza

Los delitos se realizaron en diferentes establecimientos de una docena de localidades  de la provincia de Huesca por valor de 15.000 euros

Imágenes de la operación llevada a cabo por los agentes.

La Guardia Civil ha esclarecido un total de 43 delitos de robo con fuerza en establecimientos de hostelería, desguaces, casetas de campo y básculas, así como delitos de daños y robo en el interior de vehículos, en las localidades de Monzón, Binéfar, Barbastro, Tamarite de Litera, Alberta, Graus, La Puebla de Castro, Angüés, Sariñena, Pertusa, Pozán de Vero y Altorricón. Todo ello por valor de unos 15.000 euros.

En total, se procedió a la detención de 7 personas y se investiga a otra, como supuestos autores de estos delitso, todos ellos varones de entre 28 y 43 años vecinos de Barbastro, Monzón, Binéfar y Lérida.

En el marco de la conocida como 'Operación Listeia', han participado el equipo Territorial de Policía Judicial (ETPJ) de Barbastro, perteneciente a la Unidad Orgánica de Policía Judicial (UOPJ) de la Comandancia de la Guardia Civil de Huesca; y el Equipo Roca de la Guardia Civil de Barbastro, con la colaboración de la Policía Local de Monzón.

La operación dio comienzo a mediados del mes de mayo y se ha desarrollado hasta su culminación a primeros del mes de julio, en el marco de un plan de lucha contra la delincuencia que actuaba a nivel comarcal y local en la provincia de Huesca.

Según han explicado fuentes de la Guardia Civil de Huesca, "en el transcurso de la investigación, los agentes pudieron determinar el modus operandi en cada uno de los 43 hechos delictivos esclarecidos". 

Los agentes pudieron establecer, de esta forma, "que estaban siendo cometidos por delincuencia común de carácter local, que actuaban de manera independiente o en pequeños grupos y sin concertación previa, en entornos urbanos o zonas despobladas, donde les era fácil acceder a establecimientos o casetas de campo aisladas". "El impacto de este tipo de delincuencia, estaba creando problemas a nivel social, generando inseguridad y alarma social en la población", añaden desde la Benemérita en un comunicado.

Los agentes de la Guardia Civil identificaron y relacionaron a los autores con los hechos delictivos, muchos de ellos con una amplia “carrera delictiva” a sus espaldas. 

Se pudo comprobar además que los presuntos autores no extendían su ámbito de actuación simplemente a la localidad en la que residen, "sino que, para dificultar la acción policial y de la justicia, ampliaban su campo de acción a un ámbito comarcal y, en determinadas ocasiones, a las provincias limítrofes, operando de forma rápida y sin planificación definida".

Dentro de la investigación, como elemento característico, se pudo comprobar que algunos de los delitos, se cometieron con instrumentos previamente sustraídos por los delincuentes, dejándolos abandonados en los lugares de los hechos.

Desde la Guardia Civil de Huesca destacan además la labor investigadora de los agentes de la UOPJ, que ha sido "muy compleja, debido a la variada tipología delictiva, como de sus autores, los cuales, interponían diferentes medidas de seguridad para entorpecer la investigación, siendo una labor minuciosa de análisis de numerosas herramientas investigativas, agradeciendo la colaboración ciudadana en la identificación de algunos de los autores de los robos".

El ETPJ de la Guardia Civil de Barbastro, instruyó las diligencias que fueron entregadas, junto con los detenidos, a los distintos Juzgados de Guardia de Huesca, Monzón, Barbastro y Lleida, decretándose al investigado, prisión provisional y al resto, libertad con medidas procesales.