Comarcas

UN VERANO EN LOS PIRINEOS

La provincia, paraíso natural para los deportes de aventura

El barranquismo y las actividades de aguas bravas son dos de sus mayores exponentes

Actividad de rafting con adolescentes en Murillo de Gállego.
Actividad de rafting con adolescentes en Murillo de Gállego.
UR PIRINEOS

La provincia es un paraíso natural para los deportes de sensaciones y aventura, con los barrancos y las actividades de aguas bravas como dos de sus máximos exponentes.

Enmarcado como el espacio natural protegido más grande de Aragón, el Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara es un territorio de pioneros de la aventura y paraíso natural de roca y agua.

Este espacio es conocido como la meca del barranquismo entre los que figuran algunos de los más conocidos como los Oscuros de Balced, el de Gorgas Negras, en Bara, La Peonera Inferior, en Bierge, Los Oscuros de Balcés, en Gorgas Negras, Mascún Superior en Rodellar y el de Formiga, y por escuelas de escalada de renombre como Rodellar. Pero también permite relajarse y disfrutar de piscinas naturales cristalinas en zonas de baño (Salto de Bierge) o piscinas de agua salada (Salinar de Naval).

Es el cúmulo de emociones y sensaciones que harán vivir una experiencia única e inolvidable siempre acompañados de guías profesionales de la zona ya que nadie como ellos conocen los ríos en sus diferentes estadios, informa la Asociación de Empresarios de la Sierra de Guara.

Descenso del barranco Formiga, en el Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara
Descenso del barranco Formiga, en el Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara
@guiasdebierge

El río Vero, el barranco del Mascún Superior para los más expertos, la Peonera Inferior para los acuáticos y con rapeles el Formiga o Oscuros de Balced entre los cientos de barrancos de todos los niveles. Es esencial planificar, informarse del estado actual y la meteorología antes de participar en cualquier actividad, equiparse adecuadamente para garantizar una experiencia segura.

El barranquismo siempre ha coexistido en verano con el senderismo acuático o estival. Explorar los kilómetros de senderos de la Sierra de Guara es también una buena opción en verano pero siempre adaptando horarios y con una buena planificación. Una opción es el senderismo acuático, se puede optar porque una empresa del territorio planifique por nosotros y además de interpretar el paisaje y el patrimonio nos descubra donde darnos un buen baño en uno de sus siete ríos.

Aguas bravas

La provincia de Huesca ofrece una experiencia inigualable para los entusiastas de las actividades acuáticas con el Reino de los Mallos, que incluye localidades como Murillo de Gállego, Agüero y Riglos, es un auténtico tesoro natural, y la zona del río Ésera, en Campo donde es posible disfrutar de todas ellas. Estos pueblos pintorescos están rodeados por imponentes formaciones rocosas y paisajes de ensueño que dejan sin aliento a quienes los visitan.

Las actividades más sobresalientes son el rafting, que permite navegar por los rápidos del río Gállego en una experiencia que combina emoción y trabajo en equipo. Es ideal para grupos de amigos y familias en busca de aventuras compartidas.

Durante 8 kilómetros disfrutaremos de los rápidos, de las olas y de la adrenalina de una experiencia perfecta para todos los públicos, explican desde la empresa UR Pirineos. Explorar los ríos en kayak permite disfrutar del entorno a un ritmo más pausado, pero igualmente emocionante. Es una actividad perfecta tanto para principiantes como para expertos. Juntando la emoción y adrenalina de los rápidos con la belleza del entorno y su tranquilidad.

Y el hidrospeed consiste en descender por los rápidos utilizando una pequeña tabla flotante y aletas, ofreciendo una conexión aún más directa con la fuerza del agua.

A todas ellas se suma la yincana acuática que permite al usuario entrar y salir de las corrientes sin ningún intermediario y que es una buena toma de contacto para realizar otras actividades como las anteriores.

El turismo de aguas bravas en Huesca, particularmente en los alrededores del Reino de los Mallos, es una fuente vital de ingresos para la región.

Además es mucho más que una actividad recreativa; es una fuente de prosperidad económica y un promotor del desarrollo sostenible.