Alto Gállego

ALTO GÁLLEGO - BALNEARIO DE PANTICOSA

El Balneario de Panticosa recupera su actividad terapéutica

El espacio termal está abierto desde el 20 de mayo para el tratamiento de los pacientes y sus dolencias médicas

El Balneario de Panticosa recupera su actividad terapéutica
El Balneario de Panticosa recupera su actividad terapéutica
B.P.

SABIÑÁNIGO.- El Balneario de Panticosa vuelve a estar al cien por cien dedicado a la recuperación de pacientes y sus dolencias médicas desde el pasado 20 de mayo.

De este modo, amplía su oferta distinguiendo entre dos espacios: el conocido Termo Lúdico (Termas de Tiberio) y el Balneario del Quiñón, como espacio Crenoterápico Termo Medicinal.

Las nuevas instalaciones del Balneario del Quiñón incluyen un pasillo de marcha para la estimulación podal y fortalecimiento de las articulaciones del tobillo, una sala de barros termales para tratar afecciones reumatológicas y vasculares, ducha masaje Vichy, sala para tratamientos de quiropraxia y quiromasajes, dispensadores para cura hidropínica (de bebida), etcétera. Además, explican desde el propio balneario, "se recupera la zona de tratamientos respiratorios así como la del chorro aéreo termal descontracturante. Pero el punto principal ha sido la reestructuración de la antigua piscina termal como una nueva zona natural de albercas de agua durmiente, que incluye chorros subacuáticos de hidromasaje. Además, una piscina exterior con chorros a diferentes alturas, dos cuellos de cisne y géiser, todo supervisado por el equipo médico".

También tienen previsto crear un área especializada para el tratamiento de patologías vasculares, especial para deportistas (senderistas, ciclistas, post esquí...) "con maniluvios, pediluvios y chorros aéreos etcétera, como los utilizados en conocidas termas francesas".

Las Termas de Tiberio cuentan con dos zonas bien diferenciadas: La zona de cabinas, con 26 salas donde se realizan los tratamientos, y la planta de piscinas con una exterior con vistas a la montaña, playa de arena natural, piscina de hidromasaje, cortinas de agua, piscina aromática, sauna finlandesa, baño turco, etcétera. Las aguas del Balneario de Panticosa se caracterizan por ser hipertermales, emergiendo de la tierra a una temperatura de 53ºC, siendo una de las de mayor termalidad peninsular y europeas, con características iónicas alcalinas blandas, fluoradas, sulfuradas, bicarbonatado sódicas y oligometálicas. "Presentan propiedades analgésicas y son muy beneficiosas para el tratamiento de enfermedades osteo-articulares reumatológicas, como artrosis y artritis, dermatológicas como psoriasis y dermatitis, patologías respiratorias, como el asma y Epoc, y cuadros de estrés y ansiedad, gracias a la presencia de gas radón en sus aguas".

El Balneario de Panticosa tiene cuatro manantiales de aguas oligometálicas con propiedades anti-inflamatorias, dermatológicas, digestivas, relajantes y détox, entre otras, "tratadas con oxígeno en lugar de cloro, algo único en Aragón".

Etiquetas