Alto Gállego

ALTO GÁLLEGO - MEDIO AMBIENTE

El parque de Lacuniacha trabaja a puerta cerrada para cuidar a los animales

Los empleados mantienen rutinas en la alimentación de las especies para que noten los menos cambios posibles

El parque de Lacuniacha trabaja a puerta cerrada para cuidar a los animales
El parque de Lacuniacha trabaja a puerta cerrada para cuidar a los animales
S.E.

SABIÑÁNIGO.- El parque de Lacuniacha, en la Comarca del Alto Gállego, cerraba sus instalaciones el pasado 14 de marzo con la declaración del estado de alarma. "Ahora trabajamos a puerta cerrada para el cuidado de los animales, el mantenimiento y la seguridad de las instalaciones porque el parque es muy grande", explica la directora del mismo, Raquel Betanzos.

El trabajo del mantenimiento y cuidado de los animales discurre día a día con normalidad. "Hemos adoptado medidas de seguridad con los trabajadores, aunque por prevención de riesgos laborales aquí siempre se ha cuidado la seguridad. Por ejemplo, nosotros teníamos ya guantes de riesgo bacteriológico para las tareas".

Además, los animales necesitan recibir comida. "Nos tiene que llegar pienso, hierba, la carne de los carnívoros y tenemos que gestionar todos los pedidos", detalla la directora del parque.

OBSERVACIÓN Y CUIDADOS

Raquel Betanzos indica que tratan de mantener las rutinas con los animales "porque esto es importante para que noten los menos cambios posibles".

Apunta que sobre todo en el caso de las cabras han visto que ocupan espacios que habitualmente no ocupan. "En la zona donde están las cabras no hay separación entre ellas y los visitantes, pero los visitantes van por un camino y las cabras lo saben, y ahora es habitual verlas en ese camino. Ocurre lo mismo con los cérvidos, ellos mantenían con distancia la zona de los humanos pero ahora la ocupan".

Con el resto de especies animales no advierten diferencias porque están en sus propios recintos cerrados.

Raquel Betanzos también argumenta que estos días al estar el parque cerrado los cuidadores tienen más tiempo para trabajar con los animales. "Están trabajando en programas de enriquecimiento ambiental para mantenerles sus instintos, por ejemplo, esconderles la comida para que la tengan que buscar", matiza.

Y en el Parque de Lacuniacha ya ha empezado la época de nacimientos. El pasado 9 de marzo nacía una cría de Bovino de Heck, y hace unos días otra de muflón.

Etiquetas