Alto Gállego

ALTO GÁLLEGO - SUCESOS

El incidente en Orache retrasa otras dos líneas de producción

La fábrica de Sabiñánigo ha duplicado su trabajo debido a la pandemia

El incidente en Orache retrasa otras dos líneas de producción
El incidente en Orache retrasa otras dos líneas de producción
S.E.

SABIÑÁNIGO.- La fabrica Orache Desinfection S.L., que fabrica y comercializa desde Sabiñánigo a todo el mundo pastillas desinfectantes, higienizantes y detergentes, lo tenía todo preparado para montar otras dos líneas de fabricación, proyecto que se ha retrasado unos días después de que, el pasado lunes, una mala reacción en la mezcladora de cloro hiciera combustionar el producto desencadenando una nube tóxica en la localidad serrablesa.

Este hecho hizo activar el Plan de Emergencia Exterior confinando a los vecinos en sus casas con el cierre de puertas y ventanas por espacio de unas dos horas. El desencadenante de lo ocurrido "fue una reacción química que empezó a liberar cloro-gas e hizo que se formara la nube de humo blanco y denso. Afortunadamente no hubo incendio, ni explosión, ni hay estructura dañada, ni las maquinas se han estropeado. El único inconveniente que tenemos es Cristian, un trabajador que, en situación estable, se encuentra todavía en el Hospital San Jorge; esto es realmente lo que me preocupa", explicaba este martes a este diario el director general de Orache, Sergio Mayenco.

Los únicos daños materiales son los producidos en la mezcladora donde ocurrió la reacción "pero la estructura está bien y no creo que haya mucho problema en arreglarla".

Sergio Mayenco argumenta que tan pronto como ocurrió el incidente "se activaron muy rápido los protocolos de emergencia. Los bomberos llegaron en siete minutos, Protección Civil, Policía Local, Guardia Civil; todo el mundo llegó súper rápido".

Este martes se esperaba a la Policía Judicial para analizar lo ocurrido, "y tan pronto como podamos empezaremos a limpiar, porque se ha quedado todo con una capa blanca del propio humo. No ha afectado ni a materias primas ni a embalajes ni a producto terminado. Al final no tuvimos ni que llevar el material a otro sitio. Lo único que se hizo fue echar arena encima de lo que había combustionado para que no pudiera respirar y se quedara sin oxigeno de combustión, y así se apagó", explicaba Sergio Mayenco.

En cuanto a las nuevas lineas de fabricación, el director de Orache explica que se había previsto montar una de ellas en estos días y la otra, la próxima semana. "El trabajo lo estábamos llevando a ritmo normal, con tres turnos, sin ningún exceso, y como íbamos a montar las otras dos líneas, las cosas se ponían muy de cara para coger mucha capacidad de producción sin volvernos locos", apunta.

Ahora la plantilla de Orache la forman 40 trabajadores y en el momento de ocurrir el incidente se encontraban 16 empleados trabajando. Antes de comenzar con el estado de alarma por la covid-19, eran 21 las personas trabajando y en estas semanas se habían contratado a otras 19, "y la intención es la de contratar más gente; conforme vaya evolucionando la demanda iremos contratando".

Orache Desinfection vende a todo las partes del mundo, "China, EE. UU. Inglaterra, Italia, España, Francia, Latinoamérica... Antes de la pandemia producíamos unos 2 millones de pastillas al día, hemos pasado a 4,4 millones al día, y la idea con las maquinas nuevas es llegar hasta a producir 7 millones de pastillas al día".

Las dos nuevas líneas están ya están instaladas a falta de las ultimas conexiones. "Primero pondremos las maquinas que tenemos a pleno rendimiento y luego las nuevas. Se nos va a retrasar tres o cuatro días por el incidente del lunes pero cuando tengamos todas las líneas funcionando podremos bajar los tiempos de entrega a los clientes", concluye el director general de Orache.

Cuando pasó la alarma el lunes y el incidente se controló, un retén de bomberos se quedó en la fábrica hasta la una y media de la madrugada del martes, y después, "hemos estado yendo cada dos horas", explica Daniel Fernández, jefe de bomberos del Alto Gallego". El martes se trasladaron hasta la planta solamente para realizar mediciones de temperatura.

En cuanto a los tres trabajadores que fueron trasladados al Hospital de Jaca por afecciones respiratorias, dos de ellos han sido dados de alta y un tercero se encuentra estable en el Hospital de San Jorge.

Etiquetas