Alto Gállego

ALTO GÁLLEGO - COSAS DE CASA

Las iglesias serrablesas lucen en todo su esplendor

Este conjunto de templos medievales presenta peculiaridades artísticas bastante singulares

Las iglesias serrablesas lucen en todo su esplendor
Las iglesias serrablesas lucen en todo su esplendor
M.P.

Las iglesias serrablesas constituyen un conjunto de iglesias medievales que presentan unas peculiaridades artísticas bastante singulares. En la actualidad constituyen una referencia obligada cuando se habla de arte medieval español. El conjunto fue declarado de interés histórico-artístico de carácter nacional en 1982.

La Asociación Amigos de Serrablo inició su andadura en el año 1971 con la intención de recuperar este grupo de iglesias medievales muchas de ellas en ruinas y a punto de desaparecer. Durante todos estos años, Amigos de Serrablo junto con entidades públicas y privadas, ha hecho un considerable esfuerzo por salvaguardar estas iglesias únicas en su estilo.

El año pasado la Comarca del Alto Gállego actualizó los paneles informativos que encontramos en cada una de estas iglesias. Estas mesas informativas muestran datos in situ sobre estos templos.

La institución supramunicipal repuso cuatro de estos paneles cercanos a las iglesias de Serrablo de cara a proporcionar una información de calidad a los visitantes.

Los paneles actualizados llevaban colocados varios años, "por lo que era necesaria la adecuación de algunos de sus contenidos y la conservación de sus elementos exteriores, así como incorporar otros nuevos. Además, entre otras acciones, era necesario incorporar en el mapa la carretera de Yebra de Basa a Fiscal y localizar nuevas rutas que se están señalizando como la de enclaves literarios", explican desde el área comarcal de Cultura.

En concreto se ha renovado el panel correspondiente a la ermita de San Juan de Busa, y se han colocado dos nuevos en las iglesias de Javierrelatre y Formigal, esta última procedente de Basarán.

Con esta actuación "se pretende ofrecer por parte de la Comarca del Alto Gállego unas explicaciones para que los interesados por este singular arte tengan una mínima información del elemento arquitectónico en el mismo lugar de la visita".

La Ruta de las Iglesias de Serrablo recorre un total de 14 templos con características singulares construidas en los siglos X y XI y están situadas en la vertiente izquierda del río Gállego.

Hay establecidas cuatro rutas. Ruta 1: Meridional, con la visita a las iglesias de Latre, Rapún, Javierrelatre, Arto, Lasieso y Orna. Ruta 2: La Guarguera, para conocer las de Cerésola, Ordovés, Arruaba y Belarra. Ruta 3: El curso del río Basa, que nos lleva a las iglesias de Allué, Sardas, Orús e Isún. Ruta 4: Por la Tierra de Biescas, donde encontraremos la ermita de San Juan de Espierre y las iglesias de San Esteban de Espierre, Santa María de Espierre, San Bartolomé de Gavín, y el monasterio de San Pelay de Gavín. Ruta 5: Serrablo Septentrional, con los conjuntos de Lárrede, Latas, San Juan de Busa, Satúe, Olivan, Orós Bajo, Sorripas y Susín.

A lo largo del año desde la Comarca se organizan visitan guiadas a todos estos enclaves. Además, para que el visitante a nivel particular pueda conocerlas mejor, desde hace tres años el pueblo de Lárrede alberga el Centro de Interpretación de las Iglesias de Serrablo, promovido desde el área de cultura de la Comarca.

El Ayuntamiento de Sabiñánigo facilitó el local, la antigua herrería de Lárrede, y para su acondicionamiento contaron con la colaboración de la Asociación Amigos de Serrablo.

El Centro de Interpretación recoge información sobre cada una de las iglesias que componen esta ruta y un mapa de localización. Está escrito en castellano, inglés, francés y aragonés.

Las iglesias de Serrablo tienen características comunes y una antigüedad de más de mil años. La iglesia mozárabe serrablesa suele presentar planta rectangular, de pequeñas dimensiones, terminada en ábside semicircular o rectangular y con la presencia de una esbelta torre-campanario.

Exteriormente, los muros no presentan grandes vanos, y muestran arcos semicirculares y de herradura. La puerta típica es la de arco de herradura enmarcado.

El sistema de cubrimiento de estas iglesias debió ser con techumbre de madera y su correspondiente tejado a dos vertientes.

Lo más peculiar de las iglesias de Serrablo lo constituye el ábside, siendo el más generalizado el semicircular, que, en su exterior, presenta una curiosa combinación de dos elementos claramente decorativos: el friso de baquetones y las actuaciones murales ciegas.

Etiquetas