Alto Gállego

ALTO GÁLLEGO - DESESCALADA

La Residencia de Biescas, sin usuarios con positivo

El último residente que se encontraba en La Abubilla, regresó la semana pasada

La Residencia de Biescas, sin usuarios con positivo
La Residencia de Biescas, sin usuarios con positivo
M.P.

BIESCAS- La residencia municipal de personas mayores La Conchada de Biescas, y como ha ocurrido en otros lugares, ha sido uno de los peores focos de Covid-19 que ha tenido la localidad. "Ahora todos los usuarios son negativos, no tenemos ya ningún residente fuera, están todos en Biescas, y lo que estamos haciendo es mantener de momento el protocolo que teníamos cuando estuvo Salud Publica al cargo de la misma", explica la alcaldesa Nuria Pargada.

La semana pasada, La Conchada recibía al último usuario que se encontraba en la residencia de Yéqueda. "Cuando han estado llegando los residentes desde la Abubilla, por precaución, están aislados catorce días. Vienen a Biescas negativos a la Covid-19 pero por precaución siempre los tenemos aislados una cuarentena, entonces, mientras tengamos estos aislamientos, los usuarios no pueden tener visitas en el interior de la residencia".

Ante esta situación del centro no normalizada todavía, el ayuntamiento ha acondicionado una zona verde detrás de la residencia "para que puedan estar al aire libre ya que no se permite salir de momento a la calle. Los familiares saben el horario en el que salen a este pequeño parque y pueden ir a verles respetando la distancia, pero no pueden llevarles nada de comida ni productos de cualquier tipo".

Nuria Pargada explica que hasta ahora los usuarios de La Conchada comían cada uno en su habitación, "pero esta semana ya les vamos bajando en pequeños grupos al comedor, con la separación de las mesas a dos metros, y cada uno en una mesa, para que vuelvan poco a poco a la normalidad que también la necesitan".

Antes de la pandemia este centro no tenia enfermera y ahora han contratado una para cinco horas diarias de lunes a viernes. Y también se ha contratado una fisioterapeuta dos días a la semana, "para hacerles un poco de recuperación porque hemos notado, que sobre todo los que venían de Yéqueda llegaban muy flojitos y había que hacerles un tipo de recuperación más especializada", concluye la alcaldesa.

Etiquetas