Alto Gállego

ALTO GÁLLEGO - ANIVERSARIO

Sallent de Gállego recuerda a los dos guardias civiles asesinado por ETA hace veinte años

Han pasado 20 años desde que ETA asesinó a Irene Fernández Perera y José Ángel de Jesús Encinas

Sallent de Gállego recuerda a los dos guardias civiles asesinado por ETA hace veinte años
Sallent de Gállego recuerda a los dos guardias civiles asesinado por ETA hace veinte años
P. S.

SABIÑANIGO.- Sallent de Gállego ha recordado con respeto y en silencio este jueves a los dos guardias civiles asesinados en atentado terrorista en el año 2000 en esta localidad del Alto Gállego, Irene Fernández Perera y José Ángel de Jesús Encinas, en el 20 aniversario de la trágica acción perpetrada por ETA.

CLICA AQUÍ PARA VER UNA GALERÍA DE FOTOS DEL ACTO

A las doce y media del mediodía, como cada 20 de agosto desde aquel fatídico día, ha tenido lugar una misa oficiada por el obispo de la Diócesis de Jaca, Julián Ruiz, acompañado del párroco de Sallent de Gállego, Luis Alberto Remón, y del sacerdote José Manuel Pérez quien ejercía en la localidad de titular de la parroquia cuando ocurrió el atentado.

Han asistido familiares de los dos guardias civiles fallecidos, amigos, compañeros, el alcalde sallentino, Jesús Gericó, miembros de la corporación municipal, la delegada del Gobierno en Aragón, Pilar Alegría, la subdelegada del Gobierno en Huesca, Silvia Salazar, el general división de la Guardia Civil Carlos Crespo y representantes de la Gendarmería francesa, Guardia Civil y  Policía Nacional.

En la homilía, el obispo Julián Ruiz ha recordado a los agentes asesinados, que eran unos jóvenes muy queridos en Sallent, y ha tenido palabras de aliento hacia los padres y familiares. Precisamente, a lo largo de la mañana quedó constatado entre los asistentes que ell dolor que tienen sus familiares es compartido por los vecinos de la población y por toda la comunidad.

Después de la misa, compañeros de Irene y José Ángel han depositado un centro de flores en el lugar donde un coche bomba acabó con sus vidas, poco después de las seis de la mañana del domingo 20 de agosto de 2000. Ahora se cumple el 20 aniversario de su muerte. En este lugar, la plaza de Sallent, al que han ido llegando ramos de flores y velas durante toda la mañana, acompañadas de las fotos de Irene y José Ángel, el obispo ha rezado un responso y se cantó al final el himno de la Guardia Civil.

Para el alcalde de Sallent de Gállego, Jesús Gericó, éste es un día "para que los familiares de José Ángel e Irene no se sientan solos, se sientan arropados por el pueblo de Sallent. Seguiremos celebrando este recuerdo mientras la familia quiera. Acompañarles es lo menos que podemos hacer".

Como marca la normativa Covid, se ha restringido el aforo en la iglesia y se ha mantenido la distancia en el acto que se ha celebrado en las inmediaciones del rocódromo donde ocurrió el atentado. "Este año tan complicado por la pandemia ha sido tan emotivo o más que en otras ocasiones".

Gericó ha recordado que Irene, "la primera mujer que asesinó ETA", llevaba tres años viviendo en la localidad tensina cuando la asesinaron. "Era una vecina más. José Ángel tan solo llevaba tres meses, pero los dos permanecerán siempre en nuestro recuerdo".

En un tiempo en el que la banda terrorista ETA identificaba y apuntaba a sus víctimas con una gran profusión de profesiones y procedencias, la Guardia Civil seguía siendo uno de sus principales objetivos. Tras el atentado en Sallent de Gállego y las muestras de afecto, respeto y admiración de toda la ciudadanía aragonesa, se vivieron muchos meses en los que se reforzó la protección de cargos públicos y de personalidades de distintos ámbitos de la comunidad, además de extremarse la precaución con equipamientos en edificios oficiales y privados. Constituyó toda una conmoción que dio la vuelta al mundo.

Etiquetas