Alto Gállego

ALTO GÁLLEGO - INFRAESTRUCTURAS

Colocan las vigas del viaducto sobre el río Aurín de la A-23

Se ha abierto parte de la rotonda situada en las inmediaciones de Sardas

Colocan las vigas del viaducto sobre el río Aurín de la A-23
Colocan las vigas del viaducto sobre el río Aurín de la A-23
M.P.

SABIÑÁNIGO.- Avanzan lasobras del tramo de autovía A-23 Sabiñánigo Este-Sabiñánigo Oeste, con la colocación, estos días, de las vigas del viaducto sobre el río Aurín, de 936 metros de longitud, y la apertura de parte de la rotonda que se está construyendo en la carretera N-330, en las inmediaciones del pueblo de Sardas, en el kilómetro 627,100. Mientras, continúan los trabajos de movimiento de tierras cerca de los núcleos de Aurín, Senegüé, Lárrede y Cartirana, y en este último ya se encuentra en avanzado estado de construcción otra rotonda.

La alcaldesa de Sabiñánigo, Berta Fernández, dice que es "muy de agradecer que, a pesar de las circunstancias en las que nos encontramos, se siga trabajando en este tramo y las obras no hayan parado. Todos somos conscientes del momento económico que vivimos y de cuáles son las prioridades en todas las administraciones, pero no obstante, la construcción de la autovía vemos que día a día avanza y además a un ritmo bueno".

La primera edil cree que "no habrá excesivos problemas para que la ejecución de estas obras finalice dentro de los plazos previstos. Por lo tanto, no podemos sino estar satisfechos de ver que se sigue invirtiendo en esta zona y que este tramo de la autovía A-23 poco a poco se está haciendo realidad".

El borrador de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el 2021 contempla una partida de 15 millones de euros para el trazado Sabiñánigo Este-Sabiñánigo Oeste. "Todos esperamos que finalmente el borrador de presupuestos sea aprobado en el Congreso y que esos 15 millones que hay presupuestados puedan ser una realidad y no se queden en un proyecto que no haya salido hacia adelante", apunta la alcaldesa.

Este tramo, que dará un nuevo impulso para completar el itinerario que conforman la autovía A-23 junto con las autovías A-21 Pamplona-Jaca y A-22 Huesca-Lérida, discurre íntegramente en el término municipal de Sabiñánigo, avanzando en sentido Noroeste como variante de la carretera N-330, por el exterior del vertedero de Sardas y del núcleo de Aurín. Cuando esté finalizado, la actual carretera N-330 quedará como vía de servicio.

El nuevo trazado incluye tres enlaces: Sabiñánigo Este, conexión con la N-260 hacia Biescas y Sabiñánigo Oeste, siendo la sección de la autovía de 2 calzadas de 2 carriles de 3,50 metros, arcenes exteriores de 2,50 metros e interiores de 1 metro.

La Unión Temporal de Empresas (UTE) Aldesa Construcciones S.A., y Rover Infraestructuras S.A., es la adjudicataria de los trabajos por un importe de 70.922.302 euros.

Etiquetas