Alto Gállego

ALTO GÁLLEGO - SECTOR VITIVINÍCOLA

Vendimia en medio de la nieve para obtener un vino de hielo

Bodega Bal Minuta ha recogido esta semana, a 5 grados bajo cero, las uvas que dejó en sus viñas para elaborar un vino blanco dulce

Vendimia en medio de la nieve para obtener un vino de hielo
Vendimia en medio de la nieve para obtener un vino de hielo
L.C.

HUESCA.- Bodegas Bal Minuta, con plantaciones de viñedos principalmente en Barbenuta, en el municipio de Biescas, experimenta con vino de hielo. Tras la vendimia de este año dejaron una partida en el campo para hacer una prueba de "ice wine".

Pilar Gracia y Ernest Guasch explican que este 2020 tenían más producción que otros años y decidieron dejar en la planta una parte de las variedades de uva Riesling y Chardonnay para que se deshidrataran, a la espera de ser recogidas en una madrugada entre finales de noviembre y principios de diciembre, con gran bajada de temperatura. El pasado miércoles a las 7 de la mañana, en esas plantaciones sin vendimiar muy cerca de Barbenuta, y con una temperatura de menos 5 grados bajo cero, Pilar y Ernest hacían la vendimia de la uva para "ice wine", que se comercializará como vino blanco dulce en los primeros meses de 2021.

"La recogida ha sido a mano y la verdad que el ambiente era muy chulo, con un paisaje todo nevado, espectacular, y mucho frío", aseguran. Explican que en estas semanas lo que ha hecho la uva en la cepa "ha sido concentrarse en azúcar y ha mantenido la acidez, esto para nosotros es importante porque podemos hacer un vino que salga dulce y que permanezca la acidez de forma natural, que no sea pesado".

Los racimos de uva que dejaron en las cepas se han mantenido sanos, y el grano se ha ido como arrugando y concentrándose en azúcar. "Por fuera los granos estaban congelados por el frío y eso también nos ha facilitado el prensado, ya que así solo sale lo concentrado en azúcar". Han recogido unos 72 kilos de esta uva. "Ha sido una vendimia pequeñita, es un experimento, ahora toca esperar", comentan.

Después de prensar la uva "tiene que fermentar y a lo largo del proceso en algún momento se parará esa fermentación de manera natural. Como está concentrada en azúcares, llegará un momento en el que las levaduras no podrán fermentar más y se parará, con lo cual quedará un vino dulce natural".

Pilar Gracia y Ernest Guasch piensan que en febrero el proceso habrá finalizado. "No sabemos cómo va a salir, ni cuántas botellas, porque los rendimientos en este tipo de vinos son muy bajos, pero es una prueba que nos apetecía hacer, estamos expectantes ante el resultado", concluyen.

Etiquetas