Alto Gállego

ALTO GÁLLEGO/EMERGENCIAS

El simulacro de emergencia química de Sabiñánigo finaliza con éxito

Un operativo de 150 personas ha participado en la prueba del Centro de Emergencias 112 y pionera en Aragón 

El simulacro ha recreado un incendio en la factoría de Ercros.
El simulacro ha recreado un incendio en la factoría de Ercros.
G.A.

El Centro de Emergencias 112 Aragón ha coordinado este jueves el primer simulacro de emergencia química realizado en Aragón. Un operativo de 150 personas han participado en este ejercicio, cuyo objetivo era evaluar los procedimientos de actuación ante la emergencia, la eficacia de la organización de respuesta ante la misma y los sistemas de alarma, aviso y comunicaciones. También se ha comprobado la activación de los planes de protección civil necesarios para gestionar la emergencia y la coordinación entre el Puesto de Mando Avanzado, ubicado en el Ayuntamiento de Sabiñánigo, y el Centro de Coordinación Operativa, reunido en la Sala de Crisis del 112 Aragón.

En el simulacro se ha recreado un incendio en la factoría de ERCROS, sin heridos, en el que han ardido 1.000 litros de ácido tricoloroisocianúrico. Se ha activado el Plan de Autoprotección de la empresa y, posteriormente, el Plan de Emergencia Exterior de Sabiñánigo, poniendo en marcha las sirenas para avisar a la población de la obligación de confinamiento. El simulacro ha involucrado a toda la población de Sabiñánigo, donde, entre otras acciones, se han confinado cerca de 700 escolares, 120 personas mayores y se ha realojado a los asistentes al mercadillo semanal y se ha informado a los conductores de un cierre de los accesos a la población en caso de emergencia real.

El operativo ha estado integrado por personal de Protección Civil del Gobierno de Aragón, Bomberos de la Diputación Provincial de Huesca, medios del Ayuntamiento de Sabiñánigo y la Comarca Alto Gállego, Guardia Civil, Universidad de Zaragoza, Cruz Roja, 061 Aragón, Policía Local, Unidad de Policía Adscrita, voluntarios de protección civil, Subdelegación del Gobierno en Huesca, Delegación Territorial del Gobierno de Aragón en Huesca y de la propia empresa ERCROS. Además, han asistido como observadores técnicos de protección civil de la Generalitat de Catalunya.

En caso de emergencia química, las sirenas son el primer sistema de aviso a la población. Tienen un sonido característico de alarma que empieza en modo rampa, incrementando su potencia de forma progresiva. Su sonido alcanza los 85 dB en las zonas más próximas a las sirenas y no baja de los 65 dB en las más alejadas. Además, el aviso se refuerza con megafonía tanto de Policía Local como de voluntarios de protección civil, y mensajes difundidos en radios locales y redes sociales del 112 Aragón. En el simulacro de hoy, además, se ha probado una aplicación (en fase de desarrollo) que permitirá que los habitantes de Sabiñánigo reciban la notificación de cualquier emergencia química en su teléfono móvil segundos después de que suenen las sirenas.

El simulacro de este jueves ha sido la culminación de la campaña de implantación del Plan de Emergencia Exterior de Sabiñánigo, iniciada en 2019 con la instalación de tres sirenas para alertar a la población en caso de emergencia química. Hasta el momento, se han llevado a cabo sesiones divulgativas para informar sobre el contenido y la operatividad de este Plan de Emergencia Exterior, explicar los consejos de autoprotección ante una situación de riesgo químico y mostrar cómo se activa el sistema de alerta acústica, impartidas por técnicos de Protección Civil del Gobierno de Aragón y el grupo GUIAR y dirigidas entre otros colectivos a autoridades municipales y comarcales, estudiantes y docentes y personal técnico (sanitarios, protección civil o voluntarios), y una prueba de sirenas para comprobar su correcto funcionamiento.

Una vez completadas las acciones en Sabiñánigo, el Gobierno de Aragón realizará acciones similares en otras localidades de la comunidad en las que existan empresas Seveso de nivel superior.

Etiquetas