Alto Gállego
EN COLABORACIÓN CON emera valles altos

Acompañar a los futuros residentes en el proceso de ingreso y de adaptación a su nuevo entorno de vida es fundamental.

La prioridad de la residencia Emera Valles Altos es ofrecer a cada persona mayor una atención profesional individualizada en un ambiente hogareño que vengan tanto para una estancia por respiro familiar, una recuperación o como para vivir en el centro

La residencia potencia la integración de los residentes en su entorno geográfico, social y emocional, como aquí con una salida al Parque Petersberg.
La residencia potencia la integración de los residentes en su entorno geográfico, social y emocional, como aquí con una salida al Parque Petersberg.
Emera

La residencia de mayores y centro de día Emera Valles Altos, ubicada en la calle Coli Escalona 52, a escasos metros del centro de Sabiñánigo, cuenta desde noviembre 2020 con el respaldo de Emera, grupo con más de 30 años de experiencia en el sector geriátrico. Al unirse al grupo, el equipo profesional del centro ha profundizado en la atención centrada en la persona y ha sabido hacer suyo el modelo de cuidados en acompañamiento propio de Emera.

Esto se materializa, en particular, con la importancia dada al acompañamiento de los futuros residentes en el proceso de ingreso y de adaptación a su nuevo entorno de vida para atender tanto las necesidades derivadas de la dependencia física o cognitiva como los deseos y preferencias del residente dentro de una vida en comunidad. “De esa manera, todos los cuidados se adecuan de forma continua y con mucho cariño a las demandas sociales, físicas y emocionales de todos los residentes, tanto si se encuentran en el centro para una estancia permanente como temporal”, explica Teresa Miranda, Directora de la residencia. “Así, por ejemplo, para las personas autónomas, se pone el foco en actividades que fomentan el envejecimiento activo, la socialización y la participación. A cambio, para aquellos residentes con dependencia funcional o que se encuentren en un proceso de demencia cobra especial sentido los cuidados en el día a día. La residencia fomenta una rutina para integrar actividades cotidianas que han sido significativas en la vida de los residentes con el fin de mantener la identidad personal de cada uno”.

Una residencia no es sólo proporcionar cuidados profesionales de calidad, sino también ofrecer un hogar seguro, y es lo que se percibe al deambular por los espacios comunes de Emera Valles Altos. El ambiente familiar de la residencia tiene un papel clave para potenciar el bienestar de las personas mayores y de sus parientes. Desde el primer momento se integra a cada familia en el día a día de los residentes, manteniendo una comunicación fluida que vaya dando respuesta a sus preocupaciones e inquietudes. “Debemos transmitirles que su figura como cuidadores no se desvanece, sino que es complementaria a la del equipo de atención”, resume Teresa Miranda.

Para más información pueden llamar a la residencia al 974 48 32 56.

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.

Etiquetas