Alto Gállego
EN COLABORACIÓN CON DGA

La artesanía, la ganadería y los coches regresan a Biescas

La Feria de Otoño de Biescas vuelve este fin de semana a la localidad pelaire tras el parón del 2020 por la pandemia.

Este certamen que comenzó siendo ganadero se ha ido completando con los artesanos de diferentes sectores que ya la tienen marcada en el mes de octubre del calendario.

En el pabellón polideportivo, el frontón cubierto y las carpas anexas, se puede visitar la muestra de productos artesanos en textil, madera, muebles, cerámica, forja, joyería, cuero, piedra, y de alimentación, como aceite, repostería, chocolates, embutidos, quesos, productos del pato y la oca, y vinos.

Todos estos productos llegan a lo largo del año por diferentes vías al consumidor a quien Internet y la pandemia por la Covid le han cambiado los hábitos de compra. El comercio on line ha cobrado más fuerza y el comercio de cercanía, sobre todo en el medio rural, se ha ganado el prestigio y la confianza de los consumidores.

“Vivimos en un mundo y un mercado globalizado y cada vez conocemos menos quién es el proveedor. Internet lo ha cambiado todo. Vemos que los aragoneses son cada vez más conscientes de sus derechos como consumidores; se informan más, acuden más a las oficinas de Consumo para asesorarse y si hay que reclamar, reclaman”, argumenta Pablo Martínez, director general de Protección de Consumidores y Usuarios del Gobierno de Aragón.

En cuanto a la situación vivida por la pandemia, el director general dice que han sido meses de circunstancias muy extraordinarias “en los cuales han cambiado muchos hábitos del consumo, y muchas veces para bien. Cocinamos más y eso es bueno para una dieta saludable, desperdiciamos menos comida, apostamos por el producto fresco, comparamos ofertas en internet… Y algo curioso: los consumidores que salen de casa con la lista de la compra se incrementaron en un 25 por ciento”.

Y respecto al comercio de cercanía, Pablo Martínez explica que este, sobre todo en el medio rural, “se ha ganado el prestigio y la confianza de los consumidores, porque han sido esenciales para atender las demandas de vecinos, personas mayores o solas. Han hecho todo lo posible y se han reinventado. Por ello, el 60 por ciento de los aragoneses manifestó que habían optado por el comercio local y el producto de cercanía durante el confinamiento”.

Además de los productos artesanos citados, la feria de Biescas tiene una edición más, una muestra de vehículos de las ultimas gamas, que fiel a su cita, y ya son más de treinta años acudiendo a este certamen, lleva hasta la localidad pelaire Seat Automóviles Serrablo de Sabiñánigo.

Y en la zona de la Conchada se han colocado las carpas para las exposiciones de ganado vacuno, ovino, caprino y caballar. Este año no hay subasta de Parda de Montaña, solo de ovino, raza Churra Tensina, el domingo a las doce de la mañana en el recinto ganadero.

Escaparate de productos

Ferias como la que se celebra en Biescas este fin de semana, son un escaparate imprescindible para mostrar al público, a la sociedad, todos esos productos que también invitan a conocer mas el mundo rural.

La Feria de Otoño de Biescas, en esta edición tiene un programa diferente a como la conocíamos, la Covid obliga a estos cambios que son un paréntesis porque las miras están puestas en la edición del 2022 cuando se espera celebrar por todo lo alto y tal y como nos tenía acostumbrados.

Etiquetas