Alto Gállego

PATRIMONIO

Un paseo por dos antiguas ermitas de Acumuer

Este pueblo del municipio de Sabiñánigo albergó la de San Martín de Cercito y la Virgen del Pueyo

Lateral de la ermita de Nuestra Señora del Pueyo.
Lateral de la ermita de Nuestra Señora del Pueyo.
M.P.

Acumuer, pueblo del municipio de Sabiñánigo, tuvo dos ermitas, la de San Martín de Cercito, resto que sería de un antiguo monasterio, y la de la Virgen del Pueyo. Respecto a la primera no se ha encontrado su ubicación, pero según la documentación existente estaría situada cerca del pueblo, y de la segunda aún queda en pie parte del edificio.

La ermita de la Virgen del Pueyo, también llamada de Santa Isabel, según explica el sacerdote y escritor Ricardo Mur, está fechada en el siglo XVIII y su fiesta era el 2 de julio, festividad de la Visitación. Ese día, el pueblo de Acumuer subía en romería a la ermita y también algunos fieles devotos de Asún y de Isín.

Anexo a la ermita Nuestra Señora del Pueyo.
Anexo a la ermita Nuestra Señora del Pueyo.
M.P.

La ermita de Nuestra Señora del Pueyo se sitúa en lo alto, en la margen derecha del río Aurín, en el monte que divide los valles de Acumuer y la Garcipollera. Se accedía, y aun hoy se llega a ella, a través de un camino que cruza el río Aurín. En la actualidad se puede ir también por la pista abierta a mano izquierda, próxima a la presa de Isín, según se sube por la carretera a Acumuer.

En el panel informativo que se encuentra muy cerca del pueblo, en la pista que lleva al puerto, se explica, que, por su situación, esta ermita “puede responder a la persistencia de cultos precristianos en ese lugar”.

Ermita Nuestra Señora del Pueyo, en Acumuer.
Ermita Nuestra Señora del Pueyo, en Acumuer.
M.P.

Según el SIPCA (Sistema de Información de Patrimonio Cultural Aragonés), una red de colaboración a través de la cual diversos organismos públicos aragoneses (Gobierno de Aragón, diputaciones provinciales y comarcas) comparten herramientas de trabajo e intercambian información para ofrecer conjuntamente recursos informativos de calidad al público interesado, el edificio de Nuestra Señora del Pueyo, de Acumuer, está construido en mampostería “dispuesta en hiladas regulares y de tamaño desigual, con sillares de pobre factura en esquinas. Quedan restos de enlucido exterior”.

La puerta es de arco de medio punto y está abierta al sur. Sobre ella hay una piedra rectangular con la inscripción “Año 1778” que puede corresponder a una reconstrucción o restauración de dicha ermita. Sobre la puerta y a unos dos metros de la misma, hay una pequeña ventana cuadrada que correspondería al coro y le daría luz. En el lado oeste hay un añadido que se dedicaría a la sacristía.

En el altar estaría la talla de la Virgen del Pueyo, imagen románica policromada del siglo XI. Fue robada dos veces y otras tantas recuperada. A principios de los años setenta del siglo XX se guardó en un domicilio particular hasta que fue restaurada por el Obispado de Jaca, desde entonces se encuentra en el Museo Diocesano de esa ciudad. Todos los 15 de agosto, festividad de la Asunción de la Virgen, la talla viaja a Acumuer para presidir la Santa Misa.

La ermita cuenta también con un edifico colindante que serviría de refugio y comedor de romeros, en la actualidad está totalmente derruido y no es más que un montón de piedras.

Puerta principal con fecha de una posible reconstrucción.
Puerta principal con fecha de una posible reconstrucción.
M.P.

Llegar a este enclave desde Acumuer, es una excursión de senderismo apta para todos los públicos. La ruta puede hacerse también circular desde Acumuer subir a Punta Hueva y regresar a Acumuer por el GR-15. El paisaje y las vistas son espectaculares. 

Etiquetas