Alto Gállego

ALTO GÁLLEGO - COSAS DE CASA

La Torraza de Lárrede, una belleza de altura

Se accede por un sendero que discurre por la falda de la montaña

Vista desde el monumento.
Vista desde el monumento.
M.P.

La Torraza de Lárrede se encuentra a unos quince minutos andando desde el propio pueblo de Lárrede, municipio de Sabiñánigo, y a unos 822 metros de altitud. Hay que ascender hasta ella por un sendero que discurre por la falda de la montaña, describiendo una amplia curva, primero en dirección norte, y después noroeste, para ir disfrutando de las vistas que poco a poco va dejando la ascensión. Una vez arriba, el paisaje no nos dejara indiferentes. Desde aquí, después de contemplar el edifico, podemos continuar la andada hacia el pueblo de Susín, otro enclave digno de ser visitado.

La Torraza de Lárrede.
La Torraza de Lárrede.
M.P.

Nos quedamos en la Torraza de Lárrede, también llamada Torre del Moro. Fue restaurada en 2003 por la Asociación Amigos de Serrablo.

Se trata de una torre defensiva bajo-medieval situada a más de cien metros de altura sobre el nivel del río Gállego, en una estribación de la denominada “loma de San Martín”.

Es un edificio de singular interés, y más si cabe por encontrarse en plena Ruta de las iglesias de Serrablo, muy cerca de las de San Pedro de Lárrede, San Juan de Busa, Santa Eulalia de Susín y San Martín de Olivan.

Escalera de madera para acceder al interior de la Torraza.
Escalera de madera para acceder al interior de la Torraza.
M.P.

En 2003 se realizaron obras de restauración del edificio, concretamente se acometieron trabajos para la recuperación de las almenas, se reconstruyeron las cuatro plantas interiores y se acondicionó el acceso con una escalera exterior de madera.

De esta torre hay muy poca documentación y la que existe apunta que su construcción podría situarse en los primeros años del siglo XVI o quizás en los últimos del anterior, de momento no se ha dedicado a ninguna actividad.

José María Estables en el artículo “Castillos del Alto Gállego” que publicó la revista Serrablo hace unos años, editada por la Asociación Amigos de Serrablo, comentaba que la entrada original a la torre “se hacía por medio de una escalera de mano, fácilmente retirable desde el interior, que permitía alcanzar la puerta, situada en altura, en el muro sur”.

José María Estables argumenta en el mismo escrito que esta Torraza se pudo construir sobre la base de una torre primitiva.

La segunda torre, la que conocemos actualmente, “debió ser construida por los López, familia documentada en Hoz de Jaca ya en 1062, y ampliamente difundida por todas las localidades del Alto Gállego. Una de las ramas de esta familia era propietaria en el siglo XVII, de la mitad de Lárrede. En la primera mitad del siglo XIX, el pueblo de Lárrede y su castillo eran propiedad de la duquesa de Hijar”.

Adolfo Castán en un artículo sobre torres y castillos publicado en Diario del Altoaragón el 11 de agosto de 2002, escribió de esta torraza: “La torre de época renacentista, sube con piezas pétreas retocadas a martillo, diferente en tamaño y asentadas con precisión. Las cantoneras son mayores, y los vamos mejor tratados, sin finuras, pero distinguidos”.

Pilara Piedrafita, presidenta de Amigos de Serrablo, dice que tienen previsto realizar en este enclave, labores de mantenimiento de cara al próximo año, y que han solicitado al ayuntamiento de Sabiñánigo el acondicionamiento del camino de acceso desde el núcleo de Lárrede.

En mayo de 2003, la Asociación Amigos de Serrablo recibió el premio “Europa Nostra” que convocaba la Unión Europea para la cultura del patrimonio. El entonces presidente de Amigos de Serrablo Julio Gavín, dijo que este era un premio “importantísimo a un trabajo continuado”.

Esta asociación cumplía el pasado mes de mayo 50 años. Durante todo este tiempo su labor se ha centrado en la recuperación y mantenimiento de las Iglesias de Serrablo, así como por la puesta en marcha de los museos Ángel Orensanz y Artes de Serrablo y el de dibujo Julio Gavín-Castillo de Larrés. 

Etiquetas